El opositor ruso Alexéi Navalny recibió el alta médica tras el envenenamiento con Novichok

Mundo

El mayor detractor del gobierno de Putin enfrenta una larga rehabilitación física y neurológica. Moscú insistió en que desconfía en la información sobre su caso.

El líder opositor ruso, Alexéi Navalny, recibió este miércoles el alta médica en el hospital de Berlín donde estuvo 32 días internados luego de ser envenenado con el agente neurotóxico Novichok, en un hecho por el que Europa responsabiliza al gobierno de Vladímir Putin.

"Ahora mismo los planes son simples: terapia física cada día, probablemente en un centro de rehabilitación. Permanecer de pie sobre una sola pierna, recuperar por completo el control de mis dedos, mantener el equilibrio", explicó Navalny, el mayor detractor del Kremlin en un mensaje publicado en su cuenta de Instagram.

El opositor ruso contó que un neurólogo le recomendó que entrene su mente con la lectura, la escritura y jugando a videojuegos. "Necesito averiguar dónde puedo conseguir una receta para una PlayStation 5", bromeó.

Alexéi Navalny permanecerá en Alemania porque el tratamiento médico aún no terminó.

Desde Rusia, el gobierno de Putin reaccionó a la noticia del alta médica "con mucha cautela". "No sabemos cuáles de las informaciones son verídicas y cuáles son falsas. En cualquier caso, por supuesto si el paciente de verdad se recupera, es genial. Le deseamos pronta recuperación", dijo el vocero de Putin, Dmitri Peskov.

Sobre la posibilidad de que Navalny regrese al país, dijo que, "como cualquier otro ciudadano ruso, es libre de hacerlo cuando quiera".

El líder opositor ruso quedó inconsciente víctima de unos intensos dolores el 20 de agosto en pleno vuelo desde Siberia a Moscú y el avión en el que viajaba se vio obligado a hacer un aterrizaje de emergencia para que fuera trasladado a un hospital, donde fue tratado con atropina, un fármaco que suele utilizarse contra agentes nerviosos.

Tras dos días hospitalizado en Rusia, fue llevado en un avión medicalizado a Berlín, donde quedó ingresado el 22 de agosto en el hospital Charité.

Alemania denunció que Alexéi Navalny fue envenenado con Novichok, tras realizar un análisis toxicológico el laboratorio de las Fuerzas Armadas. Instituciones de Suecia y de Francia llegaron a la misma conclusión tras realizar sus respectivos análisis.

El gobierno de Angela Merkel y sus socios europeos exigieron a Putin las explicaciones del caso, al responsabilizar a Moscú por el ataque. Sanciones contra Rusia están en discusión en la Unión Europea.

Por su parte, el hospital Charité señaló que, basándose en el "progreso" y la "situación actual", los médicos "creen que es posible una completa recuperación".

"Sin embargo, sigue siendo demasiado pronto para evaluar los potenciales efectos a largo plazo del grave envenenamiento" que sufrió Alexéi Navalny, advirtió.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario