Irán desafía a la ONU: enriquecerá uranio a niveles mayores

Mundo

El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, dijo que su país enriquecerá ahora su uranio a niveles aún mayores, en abierto desafío a exigencias de la ONU de que abandone ese proceso por temor a que fabrique armas atómicas.

El presidente expresó su frustración con fracasadas negociaciones en torno a una propuesta de la ONU para que el país mande uranio bajamente enriquecido al exterior para ser convertido en barras de combustible nuclear para un reactor de fines médicos.

"Declaro aquí que con la gracia de Dios, la nación iraní producirá uranio enriquecido al 20% y cualquier cosa que necesite por sí misma", dijo Ahmadineyad ante miles de personas en un discurso en la sureña ciudad iraní de Isfahan. 

"Les dijimos, dénnos el combustible al 20% a cambio del uranio", dijo Ahmadineyad sobre la oferta de la ONU.

"Pero luego comenzaron a agregar condiciones. Así que dijimos, si quieren darnos el combustible lo recibiremos. Si no, entonces está todo bien y adiós", agregó el mandatario, citado por la cadena CNN.

El mandatario anunció el domingo que Irán construirá diez nuevas centrales para refinar uranio, pese a la extendida creencia de que el país no posee la capacidad para cumplir con esta meta.

El anuncio del fin de semana fue en reacción a una resolución aprobada el viernes por el organismo de control nuclear de la ONU (OIEA) que condenó a Irán por no detener el enriquecimiento de uranio pese a las exigencias internacionales.

Ahmadineyad calificó de "ilegal" la resolución, que también urgió a Irán a detener las obras de una segunda planta de uranio que el país construía en secreto hasta revelarlo en septiembre.

"Bajo presión de unos pocos países superficialmente poderosos, el Organismo Internacional de Energía Atómica aprobó una resolución ilegal contra la nación iraní", dijo Ahmadineyad en su discurso en Isfahan.

Ahmadineyad agregó que Israel no podrá hacer "ni un bledo" para detener el programa nuclear de Irán.

Estados Unidos y sus aliados sospechan que Irán quiere enriquecer uranio para fabricar armas atómicas, pese a que Teherán insiste en que su programa nuclear tiene fines exclusivamente civiles.

Irán tiene actualmente una sola central de enriquecimiento, en la ciudad central de Natanz, donde el uranio se refina hasta un 3,5%. Pero el reactor de Teherán necesita uranio al 20%.

El objetivo de la propuesta del OIEA era que Irán mandara a Rusia y Francia la mayor parte de su uranio para que no tuviera suficiente material para construir una bomba.

Dejá tu comentario