Caos en la cumbre Biden-Putin: periodistas a los empujones por una foto

Mundo

Periodistas estadounidenses y rusos protagonizaron una inédita pelea a empujones para tratar de tomar una imagen de los dos presidentes, en una pequeña biblioteca. Luego se sumaron los servicios rusos.

Una escena caótica se produjo en los minutos de apertura de una oportunidad fotográfica en la cumbre entre el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y su par de Rusia, Vladímir Putin, en Ginebra.

Los periodistas estadounidenses y rusos se empujaron y gritaron mutuamente para hacerse lugar para la foto, creando una escena caótica, de acuerdo a los reportes de medios de Estados Unidos.

Embed

Los periodistas estadounidenses y rusos se apresuraron a ingresar a la sala, una pequeña biblioteca, para una segunda oportunidad para tomar fotografías, pero fueron detenidos por funcionarios estadounidenses y rusos que les dijeron que tenían que hacer una sola fila antes de ingresar al edificio, informó NBC.

Mientras algunos reporteros comenzaron a hacer fila, otros continuaron empujando y empujando durante aproximadamente diez minutos, según la corresponsal de esa cadena estadounidense quien recibió codazos y empujones.

Embed

La escena de caos se completó con los gritos en ruso e inglés de los funcionarios de seguridad, prensa y gobierno de Biden y Putin.

Una vez dentro de la habitación, el caos continuó. El ruido de los periodistas y fotógrafos discutiendo ahogó los breves comentarios que hicieron Biden y Putin, publicó NBC.

La tensión hizo que los funcionarios de seguridad rusos corrieron más atrás el cordón rojo, para alejar a la prensa de los presidentes, lo que provocó nuevos empujones y discusiones también con los representantes estadounidenses que defendieron la presencia de los corresponsales de su país.

Ambos presidentes, mientras tanto, acompañados por sus ministros de Relaciones Exteriores, observaron la disputa sin decir nada y parecieron divertidos con la escena.

Anita Kumar, corresponsal de Politico en la Casa Blanca, opinó que "la riña mediática fue la más caótica que ella había visto en un evento presidencial en nueve años" de coberturas.

Biden no respondió a la pregunta de si confía en Putin, y el presidente ruso no respondió si tema al opositor Alexéi Navalny o qué hará si Ucrania entra en la OTAN.

Dejá tu comentario