La Corte le asesta otro revés a Trump: frenó una ley estadual que limitaba el derecho al aborto

Mundo

Fue la primera vez que el tribunal trató el tema desde que el presidente nombró a dos jueces "provida". La Casa Blanca lamentó la decisión.

Washington - La Corte Suprema de Estados Unidos bloqueó ayer una ley del estado de Louisiana que buscaba restringir el derecho al aborto, en el primer pronunciamiento sobre este polémico tema desde que el presidente del país, Donald Trump, nombró a dos jueces conservadores.

La decisión de es un nuevo revés para Trump, que este mes vio como el máximo tribunal estadounidense otorgó protección contra la discriminación a los trabajadores transgénero y después se pronunció a favor de los “Dreamers”, un grupo de jóvenes migrantes llegados al país acompañando a sus padres mientras eran niños.

El máximo tribunal, donde los conservadores tienen mayoría, rechazó por cinco votos contra cuatro una normativa que requería que las clínicas que realizan abortos tengan acuerdos para enviar a sus pacientes a un hospital de mayor complejidad. De haber sido validada, la norma hubiera implicado el cierre de dos tercios de estos centros.

Este es el primer caso centrado en el aborto que analiza el tribunal desde que el presidente Trump nombrara a dos jueces conservadores, y la decisión era esperada como un barómetro de la determinación de la corte a mantener su histórica decisión de 1973 del caso Roe V. Wade, que consagró el derecho a la interrupción del embarazo. La Casa Blanca reaccionó en un comunicado catalogando la decisión como “desafortunada” y afirmó que “devalúa” la vida de la madre y la del niño por nacer.

La ley en cuestión, adoptada en 2014, busca obligar a los médicos que realizan abortos a tener un permiso de ingreso en un hospital a menos de 50 kilómetros a la redonda, en caso de que la intervención se complique.

Sus impulsores afirmaron que se trata de garantizar “la continuidad de la atención” para un paciente, pero la Corte opinó que la normativa es “inconstitucional”.

En su campaña, Trump cortejó a la derecha religiosa con la promesa de colocar en la Corte Suprema a magistrados contrarios al aborto y desde que asumió entraron al máximo tribunal, Neil Gorsuch y Brett Kavanaugh. Ambos jueces defendieron la ley de Louisiana. Desde la llegada de estos dos jueces al tribunal, los detractores del derecho al aborto han multiplicado sus intentos de aprobar leyes ultrarestrictivas para llevar los casos hasta la Corte Suprema.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario