La comunidad internacional ofrece ayuda a el Líbano pero lo urge a implementar cambios

Mundo

Entre ellos, el presidente francés -Emmanuel Macron- prometió €100 millones para educación, ayuda alimentaria y agricultura, al inicio de la conferencia telemática coorganizada por Francia y la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

La comunidad internacional prometió hoy 370 millones de dólares de ayuda a el Líbano durante una conferencia de la ONU a un año de la explosión en el puerto de Beirut, y condicionaron un plan de rescate más amplio a la formación de un Gobierno que acabe con la corrupción en el país.

El presidente francés, Emmanuel Macron, prometió 100 millones de euros para educación, ayuda alimentaria y agricultura, al inicio de la conferencia telemática coorganizada por Francia y la ONU.

"Vamos a desplegar durante los próximos 12 meses casi 100 millones de euros de nuevos compromisos en apoyo directo a la población de Líbano", anunció Macron, quien aspiraba a recaudar más de 350 millones de dólares en total.

Por su parte, el presidente estadounidense, Joe Biden, prometió enviar 100 millones de dólares al tiempo que urgió al país a llevar a cabo reformas económicas y combatir la corrupción.

"Hoy estoy anunciando cerca de 100 millones de dólares de una nueva asistencia humanitaria", dijo Biden.

"Pero ningún monto de ayuda exterior será suficiente si los líderes de Líbano no se comprometen a hacer el trabajo necesario de reformar la economía y combatir la corrupción", añadió, citado por la agencia de noticias AFP.

La Casa Blanca no especificó a dónde irá la nueva ayuda pero Biden dijo que es adicional a los 560 millones de dólares en asistencia humanitaria entregada a Líbano los últimos dos años.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Heiko Maas, prometió una ayuda de 40 millones de euros mientras que la Unión Europea (UE) prometió 5,5 millones de euros para hacer frente a la pandemia.

Asimismo, Países Bajos prometió que donará 10 millones de euros para ayudar a la población del Líbano, según un comunicado del reino.

"Países Bajos ofrecerá 10 millones de euros de apoyo adicional para ayudar a los grupos más vulnerables de la población, incluidos los refugiados", y agrega que "solo después de que un nuevo gobierno llegue al poder y se lleven a cabo las reformas, los Países Bajos estarán listos para ofrecer un apoyo estructural".

Esta es la tercera conferencia de ayuda a Líbano que organiza Francia desde la explosión del 4 de agosto de 2020 en el puerto de Beirut que mató a por lo menos 214 personas y dejó más de 6.500 heridos.

En cada ocasión, los donantes han prometido millones en ayuda de emergencia, pero han condicionado un plan de rescate más amplio a que los políticos libaneses formen un Gobierno que se comprometa a frenar la corrupción, entre otras reformas.

El papa Francisco, por su parte, instó el mundo entero a prestar apoyo al Líbano, en la audiencia general de hoy.

Francisco pidió a la comunidad internacional que "ayude al Líbano a emprender un camino de la resurrección con gestos concretos, no sólo con palabras".

Desde 2019 el país de Medio Oriente vive una grave crisis económica y política, a causa de la cual los precios de los víveres crecieron más de 400 %, más de la mitad de la población está por debajo del umbral de la pobreza y más del 75 % de los niños libaneses se subalimentan.

El Líbano está sin Gobierno desde la renuncia de Hasan Diab y su equipo el 10 de agosto de 2020, días después de la fatal explosión.

El nuevo primer ministro libanés designado, Najib Mikati, anunció el lunes que la formación de un nuevo Gobierno se demorará hasta después de la conmemoración de la explosión del puerto de Beirut, ya que las negociaciones políticas obstruyen una vez más su tarea.

Dejá tu comentario