19 de enero 2005 - 00:00

Londres: conmoción por fotos de torturas a presos iraquíes

"El campo de los brutos", "Imágenes chocantes", "La vergüenza de Gran Bretaña": la prensa británica fue unánime el miércoles en expresar su conmoción al publicar imágenes de soldados británicos que torturan a prisioneros iraquíes.

"Barbaro, brutal... británico". El Sun, el diario de mayor tiraje en el Reino Unido con 3,5 millones de ejemplares, consagró sus cinco primeras páginas a las imágenes de los abusos cometidos contra prisioneros iraquíes.

"El país se hace hoy una pregunta: ¿Cómo el ejército británico dejó que se produjeran cosas tan terribles?", indicó el editorialista del diario, un día después se abriera en Osnabruck (norte de Alemania) el proceso contra tres soldados británicos acusados de malos tratos a prisioneros en Irak en 2003.

Veintidós fotos que muestran brutalidades fueron dadas a conocer en esta ocasión.

Para el Daily Mail, es "La vergüenza de Gran Bretaña". El diario publicó en su portada la foto de un soldados de pie sobre un prisionero iraquí atado.

Y su editorialista afirmaba que "las consecuencias sobre la reputación de Gran Bretaña son potencialmente devastadoras".

Para el Times es "la vergüenza del ejército". En un país donde la institución militar constituye un orgullo nacional y las autoridades cesan desde la intervención en Irak en marzo de 2003 de subrayar su diferencia con los estadounidenses, el diario afirmó que las "imágenes de iraquíes humillados deshonoran al ejército".

"Un catálogo de abusos británicos", subrayaba The Independent, con nueve fotos de torturas aplicadas a prisioneros iraquíes.

El diario, que se opuso desde el primer momento a la guerra en Irak, detalló en sus páginas interiores los cargos contra los soldados juzgados en Alemania.

El económico Financial Times tituló de manera más sobria que "las imágenes de la prisión en Irak colocan al ejército a la defensiva".

El ultranacionalista Daily Express, único cotidiano que no dedicó su primera página al caso, reconoció en las páginas interiores que las "imágenes de tortura son la vergüenza del ejército".

Sigue el juicio

El proceso contra tres soldados británicos acusados de maltratar a civiles iraquíes continuó hoy ante un tribunal militar en Osnabrück (norte de Alemania) en medio del escándalo que ha desatado en Gran Bretaña la difusión de fotos de los supuestos abusos.

La jornada de hoy estuvo dedicada al interrogatorio de testigos para esclarecer hasta qué punto los acusados estaban informados de aspectos legales de su tarea durante su intervención en Irak, y en ese contexto declaró el asesor jurídico de las fuerzas armadas británicas, teniente coronel Nicholas Mercer.

Los soldados recibieron en mayo de 2003, tras el "fin" oficial de la campaña bélica en Irak, la orden de "tratar con mano dura" a iraquíes sospechosos de actividades ilegales, y durante el periodo que siguió, los británicos tuvieron que enfrentarse a saqueadores que se llevaban material de un campo de ayuda humanitaria, explicó.

A raíz de ello, el mando británico decidió intensificar la vigilancia, para lo que mandó refuerzos al campo en lo que se llamó "operación Alí Babá".

Fue por aquel entonces cuando un oficial británico dio la orden de aplicar "mano dura" a los rebeldes, lo que, en la práctica, supuso que se golpeó, se pateó y se trató de forma abusiva a sospechosos iraquíes, según la acusación.

Tras varios procesos contra soldados estadounidenses en algunas de las bases de EEUU en Alemania, el de Osnabrück es el primero de carácter público contra miembros del Ejército británico.

Dejá tu comentario

Te puede interesar