Londres implementa un plan piloto contra la violencia para menores de hasta 12 años

Mundo

El lunes pasado dos adolescentes murieron apuñalados en dos barrios céntricos de Londres, dos ataques que terminaron de encender las alarmas de las autoridades políticas.

Tras la muerte de dos adolescentes en el sur de Londres, la Policía metropolitana implementó un programa piloto que permite imponer toques de queda y restricciones en el uso de las redes sociales a jóvenes de hasta 12 años a partir de la sola sospecha de que tienen encima un cuchillo.

El lunes pasado dos adolescentes murieron apuñalados en dos barrios céntricos de Londres, dos ataques que terminaron de encender las alarmas de las autoridades políticas.

El primero fue un adolescente de 15 años, que según testigos, fue apuñalado por al menos cinco jóvenes cerca de una concurrida parada de colectivo en Woolwich, al sureste de Londres alrededor de las 17.20 horas del lunes.

El segundo asesinato ocurrió poco antes de la medianoche en Lambeth, también al sureste de Londres, donde un joven de 16 años fue encontrado sin vida tras ser apuñalado en las escaleras de un edificio de departamentos.

Este año se produjeron en la ciudad de Londres, 21 asesinatos de adolescentes, incluidos 19 con cuchillo, una cifra que coloca a la capital británica en camino de registrar su peor estadística anual.

Con el nuevo programa, la policía puede ahora solicitar a los tribunales la imposición de una orden de prevención de delitos con arma blanca a un joven, si sospechan que es portador de un cuchillo.

En ese sentido, la ministra del Interior británica, Priti Patel, anunció hoy los nuevos poderes para evitar que niños de tan solo 12 años porten armas blancas, y prometió hacer "todo lo que esté en su poder" como madre para "detener este flagelo" de los asesinatos con cuchillos.

En ese sentido, explicó que se permitirá la imposición de toques de queda y se exigirá a que los jóvenes participen en cursos educativos, actividades deportivas, sesiones de control de la ira y planes de rehabilitación de drogas.

Dijo que el objetivo es ayudarlos a escapar de la tentación de las pandillas y evitar que se vean arrastrados al crimen con arma blanca antes de que sea demasiado tarde.

El programa se probará durante 14 meses antes de que se planee implementarlas en las fuerzas de Inglaterra y Gales.

Dejá tu comentario