Lula dice que ganará elección en primera vuelta. Duda en mercados

Mundo

Brasilia (AFP, EFE, Reuters, ANSA) - Luiz Inácio Lula da Silva, bajo la presión del escándalo que lo obligó a cambiar su equipo de campaña, llamó a sus partidarios a «ocupar las calles» y se dijo convencido ayer de que podrá ganar la elección en la primera vuelta del domingo.

«Nunca hablé de (ganar en) primera vuelta porque tengo los pies en el suelo y porque tengo modestia. Pero ahora lo digo: vamos a ganar la elección el domingo», afirmó Lula a una semana exacta de los comicios, en un mitin en Sorocaba (interior de San Pablo), ante miles de simpatizantes.

El sábado, en Minas Gerais (Sudeste), llamó a sus seguidores a «ocupar las calles» durante la última semana de campaña, para contrarrestar la ofensiva opositora y «explicar» el programa de la coalición que lo apoya, liderada por el Partido de los Trabajadores (PT).

El llamamiento se produce en momentos en que los sondeos le siguen asegurando una victoria en la primera vuelta, aunque con una erosión constante que podría hacerlo caer por debajo de 50% de los votos afirmativos necesarios para triunfar, lo cual lo obligaría a disputar un ballottage con el socialdemócrata Geraldo Alckmin, el 29 de octubre.

Un sondeo de la firma Ibope divulgado por el diario «O Estado de Sao Paulo» le atribuyó ayer a Lula 52% de los votos válidos, aunque el 21 de setiembre estaba en 54% y el 27 de agosto en 60%. Alckmin, por su lado, creció en la semana que terminó ayer de 33% a 36%, de acuerdo con la encuesta realizada con un universo de 2.002 entrevistas y un margen de error de dos puntos porcentuales.

«Esperamos movilizar a muchos militantes, con más energía, ahora que las encuestas muestran que a causa de los ataques de Alckmin perdimos uno o dos puntos», dijo un responsable de la campaña de Lula.

Alckmin centró en los últimos días su ofensiva en el escándalo que obligó al mandatario a destituir a su jefe de campaña, Ricardo Berzoini, y a otros allegados, tras la detención el viernes 15 de dos personas ligadas al PT con cerca de 800.000 dólares en efectivo: el dinero estaba supuestamente destinado a comprar documentos comprometedores sobre los principales líderes opositores.

  • Inteligencia

    Agravando más las cosas, el diario «O Globo» publicó ayer en su portada que el PT tiene un sistema de inteligencia montado desde 1989 para buscar irregularidades en los partidos rivales.

    Aprovechando la crisis, el programa de propaganda electoral de Alckmin el sábado a la noche mostró las fotos de todos los allegados del presidente que cayeron por este último escándalo y por el del «mensalao» (presuntos sobornos pagados a diputados) que en 2005 ocasionó la renuncia de los principales ministros del gobierno y los máximos dirigentesdel PT.

    En ambos casos, Lula dijo no haber estado al tanto de lo que ocurría, lo cual le valió la ironía de Alckmin: «Y el presidente, de nuevo, no sabe, no vio y no oyó nada».
  • Dejá tu comentario