Macri reclama hoy haber ganado por 5,5%

Mundo

Los apoderados de Mauricio Macri confirmaron anoche a este diario que, tras revisar el recuento provisorio de la elección del domingo pasado, confirmaron que en más de 3.800 mesas (sobre un total de 7.000) no se habían cargado los votos que provenían de algunas de las cuatro listas que apoyaron al empresario desde candidaturas a legisladores y diputados nacionales. Eso aumentaría la cantidad de votos para Macri en unos 50 mil, es decir, dos puntos más de diferencia sobre Aníbal Ibarra. Con esa brecha ampliada a 5,5% del total de votos, las posibilidades de Macri -creen- mejoran mucho para la segunda vuelta. Todo esto se discutirá desde hoy en el Congreso, donde se hará el escrutinio definitivo de la elección, que arrojará un resultado final dentro de 48 horas.

Los apoderados de Mauricio Macri pedirán hoy a la Junta Electoral de la Capital Federal que en el escrutinio definitivo de las elecciones del domingo pasado se incluyan más de 50.000 votos que no fueron contabilizados en el recuento provisorio. Eso equivaldría a dos puntos por sobre el resultado que se conoció el domingo a la noche, lo que podría llevar la diferencia por sobre Aníbal Ibarra a más de 5,5%.

El escrutinio definitivo se iniciará hoy en el Salón de Pasos Perdidos del Congreso, y los apoderados del presidente de Boca Juniors decían anoche haber revisado todas las actas del escrutinio provisorio y, sobre unos 7.000 votos, detectaron que por lo menos en 3.800, a algunas de las cuatro listas que apoyaron a Macri desde las categorías de diputados nacionales y legisladores no se les habían sumado los votos en la categoría jefe de Gobierno.

Ese faltante se produjo, según los apoderados de Macri, por un error de las autoridades y fiscales al interpretar cómo debían llenar las actas con los resultados finales. En esas papeletas, según puede verse en la ilustración que acompaña a esta nota, los espacios donde debían anotarse esos números de las listas aparecen «grisados» en el impreso.

Esas autoridades creyeron, según dice el macrismo de buena fe, que no debían escribir nada sobre ese grisado
, con lo cual los votos obtenidos por Macri para jefe de Gobierno en sábanas atadas a la candidaturas de los legisladores porteños (Jorge Mercado, Gabriela Michetti, Juan Carlos Lynch y Santiago de Estrada) no fueron consignados en esa mitad de las mesas.

En particular, la lista de
De Estrada fue la más perjudicada a la hora de aportarle sufragios al candidato a jefe de Gobierno.

Sobre un padrón de 2,5 millonesde votantes potenciales, los 50 mil votos que ayer decían haber detectado los fiscales macristas equivaldrían a aumentar la diferencia en dos puntos, llevando la brecha a 5,50 puntos.

Los macristas creen que los efectos sobre las chances en la segunda vuelta de ese aumento son poderosísimos pero deben esperar a que los apoderados de las otras listas no aparezcan con reclamos del mismo signo.

Anoche, en Casa de Gobierno, se planteó la posibilidad de que los fiscales ibarristas demanden también una carga incorrecta de datos que pueda aumentar los guarismos del reeleccionista
Ibarra.

Los cálculos del macrismo surgen de la revisión que hicieron ayer de los CD Rom que les entregó el gobierno a todos los partidos con los resultados provisorios para que tengan argumentos hoy a la hora de vigilar el recuento definitivo. Los responsables de esa tarea para Compromiso para el Cambio son
Jorge Macri (primo informático de Mauricio), el abogado José Torello, el ex secretario de Interior Cristian Ritondo y el abogado Raúl Garré.

Dejá tu comentario