28 de abril 2008 - 00:00

Obama busca a Chávez como si éste votara en los Estados Unidos

Bill Richardson visitó en Caracas a Hugo Chávez y le llevó como presente pelotas y guantes de béisbol. ¿Un intento de Barack Obama de establecer un vínculo con el principal enemigo regional del gobierno de George W. Bush?
Bill Richardson visitó en Caracas a Hugo Chávez y le llevó como presente pelotas y guantes de béisbol. ¿Un intento de Barack Obama de establecer un vínculo con el principal enemigo regional del gobierno de George W. Bush?
Caracas (EFE, AFP, Reuters) - El gobernador del estado de Nuevo México ( Estados Unidos), Bill Richardson -un importante aliado del candidato demócrata Barack Obama- le brindó un sugestivo respaldo al presidente venezolano Hugo Chávez al señalarlo como «clave» para lograr un acuerdo de canje humanitario con las FARC. Las declaraciones del norteamericano, apuntan a un posible cambio en política internacional, en el caso de que el candidato negro llegue a la Casa Blanca.

«Lo que se tiene que hacer es establecer una atmósfera positiva; estoy convencido de que los presidentes (de Colombia, Alvaro Uribe y Venezuela) deben ser clave para que se impulse el acuerdo humanitario», dijo Richardson en el Palacio de Miraflores, donde estuvo reunido con Chávez para tratar la situación de tres rehenes estadounidenses en poder de las FARC desde 2003.

«El presidente Chávez me ha dicho que está dispuesto a ayudar en esta situación del acuerdo humanitario», aseguró. Richardson es el eslabón que une a Obama con el voto hispano, bastión clave de su rival en la interna, la senadora por Nueva York, Hillary Clinton.

Richardson subrayó que sus gestiones humanitarias son también por la ex candidata presidencial colombofrancesa Ingrid Betancourt, secuestrada en febrero de 2002 y el resto de los rehenes en poder del grupo terrorista. El demócrata, que hace un mes se reunió en Bogotá con Uribe para tratar el tema de los secuestrados de las FARC, dijo que cree que el mandatario de Colombia «también está listo para ayudar».

A propósito del canje, el gobernador de Nuevo México aseguró que «el gobierno norteamericano quiere movimiento en el acuerdo humanitario, naturalmente», aunque insistió que él no era un enviado de Washington.

Richardson viajó a Caracas a pedido de los familiaresde Marc Gonsalves, Thomas Howes y Keith Stansell, ex contratistas del Departamento de Estado norteamericano, secuestrados el 13 de febrero de 2003 cuando realizaban tareas de inteligencia antidrogas en Colombia y su avión cayó en una zona selvática.

Antes de su reunión con Richardson, Chávez expresó su deseo de ayudar para lograr la liberación de todos los secuestrados, aunque destacó que se trata de «un tema interno de Colombia».

Por otro lado, en su programa de televisión «Aló Presidente», Chávez dio cuenta de la buena relación que mantienen ambos y contó que el gobernador le hizo un «extraordinario» regalo. «Me trajo una pelota de béisbol, original, firmada, entre otros, por Willie Mays y Mickey Mantle».

Dejá tu comentario

Te puede interesar