11 de octubre 2009 - 23:23

Obama prometió poner fin a la medida que prohíbe a gays formar parte del ejército

El Presidente de EEUU, Barack Obama.
El Presidente de EEUU, Barack Obama.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, prometió poner fin a la medida que prohíbe que las personas que se declaran abiertamente gays formen parte de las fuerzas militares.

"Pondré fin a la política de `no preguntes y no digas`", dijo Obama durante la cena anual de Human Rights Campaign (HRC), un grupo defensor de los derechos civiles de los gays, aunque reconoció que los cambios en la materia, que prometió durante su campaña, no han llegado tan rápido como él esperaba.

"No preguntes, no digas", es la frase con la que suele resumirse la prohibición para que personas que reconocen su homosexualidad sirvan en las fuerzas armadas.

"No deberíamos castigar a los estadounidenses patriotas que han dado un paso al frente para servir al país", dijo el mandatario norteamericano y agregó: "Deberíamos celebrar su voluntad de mostrar tanto valor, especialmente en un momento en que libramos dos guerras".

Obama no dio un cronograma para revertir la ley aprobada por el Congreso en 1993 y promulgada por el entonces presidente Bill Clinton, quien también prometió revocar la marginación de los gays en las fuerzas castrenses pero se topó con oposición entre los militares y en el Congreso.

El presidente estadounidense dijo ante un público que lo vitoreaba: "Aprecio que muchos de ustedes no creen que el progreso ha llegado lo suficientemente rápido" y añadió, "Pero no duden del rumbo que estamos tomando y del destino al que llegaremos".

Ante miles de gays y lesbianas en una cena de recaudación de fondos para HRC, Obama convocó también al Congreso a rechazar la Ley de la Defensa del Matrimonio, que limita la forma en que los organismos estatales, locales y federales pueden reconocer contratos civiles y determinar prestaciones.

Además, exhortó a promulgar una ley que extienda las prestaciones a los firmantes de una sociedad de convivencia civil".

Obama afirmó que Estados Unidos logró avances y conseguirá todavía más en la defensa de los derechos de los gays.

Desde que el primer presidente negro de Estados Unidos asumió el cargo en enero, algunos defensores de los derechos de los gays le reclaman que no ha cumplido con las promesas que hizo en su campaña de impulsar temas importantes en la defensa de los derechos para las personas homosexuales.

No sólo le exigen un compromiso como el ponerle fin a que los gays den servicio en el ejército expresando abiertamente su elección sexual, esperan además que Obama impulse otras políticas no discriminatorias.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó el jueves un proyecto de ley para convertir en delito federal las agresiones a personas por su orientación sexual, lo que expandirá de forma significativa la ley de delitos por móviles racistas aprobada tras la muerte de Martin Luther King Jr.

Si el Senado aprueba la propuesta, que en la Cámara de Representantes fue avalada por 281 votos a favor y 146 en contra, en su mayoría republicanos, los fiscales federales podrán por primera vez intervenir en casos de violencia perpetrada hacia los homosexuales, aunque también por móviles de género, identidad de género o discapacidades.

Dejá tu comentario

Te puede interesar