28 de abril 2008 - 00:00

Oposición negocia con Evo, pero mantiene el referendo

Oposición negocia con Evo, pero mantiene el referendo
La Paz (AFP, EFE, DPA) - En medio de crecientes advertencias sobre un grave estallido de violencia y a sólo una semana del referendo autonómico que realizará la región de Santa Cruz, la más rica de Bolivia, la oposición en esa región a Evo Morales aceptó la propuesta de diálogo de la OEA para desactivar la crisis, aunque sin renunciar a esa consulta.

Carlos Dabdoub, secretario de Autonomías de Santa Cruz, el departamento ( provincia) que encabeza la oposición al gobierno izquierdista de Morales, afirmó que está dispuesto a iniciar el diálogo en forma inmediata. Sin embargo, advirtió que el referendo autonómico convocado para el domingo, calificado por el gobierno central de ilegal y separatista, seguirá adelante. «Bienvenidos, que venga la OEA, que se tomen el avión mañana mismo (por hoy), que vengan acá y conversaremos», sentenció. Con todo, advirtió que «nadie puede detener este proceso y que no será la OEA la que parará el referendo».

«El 4 de mayo la consulta va, aunque se reúnan todas las organizaciones internacionales», indicó Dabdoub en declaraciones al diario cruceño «El Deber».

Durante una sesión del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) reunida en Washington el sábado, el organismo reiteró su pleno respaldo a las instituciones bolivianas y exhortó a las autoridades regionales del país andino opuestas al Ejecutivo a que respondan concretamente a sus llamados al diálogo. La OEA advirtió que si no se produce una negociación entre el gobierno de Morales y los prefectos opositores antes del referendo autonómico de Santa Cruz podría haber derramamiento de sangre en Bolivia. Además, el secretario para Asuntos Políticos de la OEA, el ex canciller argentino Dante Caputo, se ofreció para volver al país y retomar las gestiones de mediación que ya exploró en dos visitas realizadas a lo largo de este mes.

La tensión en Bolivia es máxima debido a la consulta convocada en Santa Cruz, que -se descuenta- resultará en un abrumador apoyo a un estatuto autonómico, una suerte de Constitución local. Esa será la primera consulta de un proceso que seguirán en junio los departamentos opositores de Tarija, Beni y Pando, todos rebelados contra el unitarismo del Estado boliviano.

En el mismo sentido se pronunció la prefectura de Tarija (sur), también de mayoría opositora, que a través de su secretario general, Carlos Lea Plaza, coincidió en la predisposición para el diálogo pero acusó al gobierno de no ofrecer señales positivas.

«Hay reiteradas muestras de enturbiar las cosas, para luego buscar verse ante la comunidad internacional en el papel de víctimas», argumentó el funcionario, enfatizando que los referendos autonómicos convocados por Tarija, Beni y Pando para junio, a continuación del de Santa Cruz, son irreversibles.

El ministro de Defensa, Wálker San Miguel, ratificó, por su parte, la decisión del gobierno de instaurar una mesa de diálogo como recomienda la OEA, para lo que está dispuesto a «flexibilizar su posición».

«Vamos a allanar todos los caminos para el diálogo y esperamos que ellos hagan lo suyo», señaló, en una entrevista con la radio estatal «Patria Nueva», y negó una vez más que el gobierno del presidente Morales esté preparando un estado de sitio en Santa Cruz o militarizar la región, como sugirió la oposición. Agregó, sin embargo, que la acción de las Fuerzas Armadas se basa «en las leyes vigentes, que les encomienda la misión de garantizar la soberanía y la integridad del país».

El ministro boliviano anunció que Morales evaluará hoy con su consejo de ministros la situación, tras recibir el informe del canciller, David Choquehuanca -quien participó de la reunión de la OEA-, y dijo que no se descarta una convocatoria oficial al diálogo. Bolivia vive una profunda crisis política que enfrenta a los seguidores del presidente Morales y su proyecto de refundación constitucional con los líderes de Santa Cruz, Tarija, Beni y Pando, que impulsan procesos autonomistas.

Dejá tu comentario

Te puede interesar