14 de marzo 2008 - 00:00

Patinadora, embajadora de buena voluntad de EEUU

La secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, visita desde ayer Brasil y Chile, mientras la Argentina resulta, una vez más, ignorada. Hace dos semanas había sido el jefe de la diplomacia para el Hemisferio, Tom Shannon, el que se excusó de cumplir con una prometida visita, aunque su apretada agenda terminó incluyendo una recepción en Washington a un grupo de niños. En mayo será la alemana Angela Merkel la que irá a Perú, Brasil, Colombia y México, sin bajar hasta Buenos Aires. Sin embargo, EE.UU. no se privó ayer de distinguir de algún modo al país. Un comunicado de su embajada aclaró que las relaciones bilaterales son buenas, para lo que dio como ejemplo la recepción en Washington de las cartas credenciales del nuevo embajador, Héctor Timerman. Y, por si eso fuera poco, la Argentina fue elegida para recibir mañana a la campeona de patinaje Michelle Kwan, que llegará como embajadora de buena voluntad.

Condoleezza Rice y Lula da Silva, ayer en el Palacio del Planalto de Brasilia.La visita de la jefa de la diplomacia estadounidense consagra a Brasilcomo el gran aliado de EE.UU. en la región.
Condoleezza Rice y Lula da Silva, ayer en el Palacio del Planalto de Brasilia. La visita de la jefa de la diplomacia estadounidense consagra a Brasil como el gran aliado de EE.UU. en la región.
Brasilia (EFE, DPA, AFP, ANSA) - La secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, ratificó ayer en Brasil el «compromiso» de su país con Colombia en la «lucha contra el terrorismo» y su «esperanza» de que ningún país sudamericano sirva de refugio a las FARC. Asimismo alabó el liderazgo de Brasil y apoyó una iniciativa de este país para un control antiterrorista en la frontera.

«Las fronteras son importantes, pero no pueden ser usadas como escondites para matar a inocentes», afirmó en alusión a la reciente incursión militar colombiana en Ecuador, en la que murieron al menos 25 personas, entre ellas el «número dos» de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), «Raúl Reyes».

En una rueda de prensa junto al ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Celso Amorim, Rice dijo que Estados Unidos «aprecia los esfuerzos por promover la reconciliación y reducir las tensiones» hechos en la Organización de Estados Americanos (OEA), pero dio a entender que la Casa Blanca no cree superados los conflictos.

Aclaró que nadie puede bajar la guardia ante asuntos como el «terrorismo y la seguridad», hasta garantizar que «los países no sean amenazados ni desde adentro ni desde afuera».

Sobre el alivio que se ha producido en la región tras el acuerdo alcanzado en la reciente Cumbre del Grupo de Rio, en la que Ecuador, Colombia, Venezuela y Nicaragua dieron pasos para reducir las tensiones, expresó su confianza en que así sea, aunque también deslizó dudas.

Señaló que «algunos países», en aparente alusión a Venezuela y Ecuador, se han comprometido a «evitar que los terroristas usen sus territorios» y acotó con firmeza: «Ahora esperamos que cumplan».

La funcionaria norteamericana dejó en claro la satisfacción de Washington ante la actitud de Brasil durante la última cumbre del Grupo de Rio, en la que la Argentina fustigó duramente la incursión de Colombia en territorio ecuatoriano. De la misma manera, afirmó que su país apoya la propuesta de Lula de crear un Consejo de Defensa para América del Sur. «Somos favorables a cualquier tipo de cooperación regional que se pueda tener. Es siempre bueno mejorar los instrumentos y otorgar más agilidad para hacer frente al conflicto. No vemos problemas en esa propuesta y confiamos en el liderazgo de Brasil», afirmó.

Ante preguntas directas, evitó referirse al papel de Venezuela en la crisis diplomática andina y tampoco precisó si finalmente Estados Unidos va a incluir al país gobernado por Hugo Chávez entre los Estados que patrocinan el terrorismo. «Estamos preocupados con la seguridad regional», dijo como toda respuesta.

Rice aseguró que Estados Unidos tiene una «gran satisfacción» por apoyar con firmeza a «un presidente democrático», en referencia al colombiano Alvaro Uribe, que se ha dedicado a « restablecer la ley y el orden».

Según la jefa de la diplomacia estadounidense, la Casa Blanca «se ha comprometido a trabajar y trabaja muy seriamente» con aquellos países latinoamericanos « comprometidos con la democracia, la paz y el desarrollo». Entre ellos mencionó a Brasil y Chile, su próxima escala en este viaje por Sudamérica, para señalar además que el gobierno de George W. Bush no establece sus relaciones según «tintes ideológicos», sino en función de « compromisos en torno a valores comunes». La Argentina estará ausente en la gira de la funcionaria.

Rice y Amorim explicaron que, entre otros asuntos, analizaron la situación en Oriente Medio, la reforma de las Naciones Unidas y el estancamiento de las negociaciones de la Ronda de Doha, en el marco de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

En el plano bilateral, discutieron la cooperación entre Brasil y Estados Unidos en la producción y promoción de los biocombustibles y asuntos relacionados con el comercio entre ambos países.

Durante las seis horas que permaneció en Brasilia, Rice también tuvo una breve entrevista con el jefe de Estado, Luiz Inácio Lula da Silva, quien la recibió en el Palacio presidencial de Planalto.

Dejá tu comentario

Te puede interesar