Peña Nieto presentó proyecto para reformar sector energético

Mundo

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, presentó una iniciativa de reforma constitucional para el sector energético que permitiría ampliar la participación privada en la explotación petrolera y generación de energía.

La propuesta era una de las más esperadas después de ocho meses de gobierno de Peña Nieto, en un país que expropió la industria petrolera de manos privadas durante el gobierno de Lázaro Cárdenas en 1938 e hizo del sector una bastión nacionalista.

"Este día estaré enviando al Senado de la República una iniciativa de reforma a los artículos 27 y 28 de la Constitución que confirma la propiedad de la Nación sobre los hidrocarburos y permite al país aprovechar los abundantes recursos energéticos bajo la estricta rectoría del Estado", indicó.

La reforma propone permitir "contratos de utilidad compartida" con particulares en hidrocarburos y petróleo, manteniendo "el control absoluto sobre el petróleo" por parte del Estado. En cambio, no se consideran "contratos de producción compartida".

El gigante petrolera estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) "no se vende ni se privatiza"
, enfatizó.

Peña Nieto indicó que las reformas permitirían pasar de una producción de 2,5 millones de barriles diarios de petróleo a tres millones para 2018 y 3,5 millones para 2025, después del declive registrado en los últimos ocho años.

El presidente mexicano justificó su reforma diciendo que la propuesta original del ex presidente Cárdenas permitía la colaboración de empresas privadas con el Estado y fue décadas más tarde, en 1960, que una enmienda prohibió por completo la celebración de contratos con empresas privadas.

"El espíritu de esta reforma recupera lo mejor de nuestro pasado para conquistar el futuro", aseveró. El anuncio se hizo ante miembros del gabinete e invitados especiales en la residencia de Los Pinos.

Para su aprobación, una reforma constitucional requiere la aprobación de dos terceras partes de las Cámaras y luego de la mayoría de los 31 Congresos estatales.

El gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) carece de mayoría propia, pero también el opositor Acción Nacional (PAN) quiere abrir el sector al capital privado, mientras que la izquierda está en contra. El PAN ya ha presentado una iniciativa propia y la izquierda lo hará en los próximos días.

En materia de electricidad la iniciativa propone ampliar "la participación de particulares en la generación", aunque será el Estado el que tendrá "en exclusividad" el control del sistema eléctrico. Actualmente, un tercio ya es producido por la iniciativa privada, pero sólo se autoriza para autoconsumo de las grandes empresas que tienen capacidad de generarla.

Peña Nieto busca también un nuevo régimen fiscal que reduzca las cargas de Petróleos Mexicanos (Pemex) y dotar de mayor autonomía a la petrolera y a la Comisión Federal de Electricidad (CFE). También propone una reestructuración en Pemex.

El ministro de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, dijo que México necesita poder asociarse con quienes tienen el capital, la tecnología y los conocimientos para explorar yacimientos no convencionales de hidrocarburos en aguas profundas y ultraprofundas del Golfo de México y en campos de gas lutitas.

"Está concluyendo para México la era de los yacimientos gigantes en aguas someras que representaron petróleo abundante y con bajos costos de extracción", dijo el funcionario, al hacer un diagnóstico de la situación actual.

Joaquín Coldwell, que fue el único orador además del presidente, dijo que Pemex necesita aliarse con otras empresas para ampliar su capacidad de ejecución porque actualmente "nadie se aventura solo" en proyectos de esta magnitud.

El funcioario afirmó que mientras la producción de energía crece en el mundo, México ha visto caer su producción de crudo en 835.000 barriles diarios en los últimos ocho años, además de que importa la tercera parte de su consumo de gas y el 49 por ciento de sus gasolinas.

Dejá tu comentario