Perú: continúan las manifestaciones contra el Gobierno y la represión recrudece en las calles

Mundo

Las movilizaciones contra Dina Boluarte se extienden en todo Perú y generan incidentes en las grandes urbes, los centros productivos y los destinos turísticos.

Este viernes se llevó adelante la segunda jornada de movilización en Perú, que se extendió con manifestaciones y cortes de rutas en Lima y en otras 47 provincias (el 24% del total del país). Durante el primer día de marchas, dos ministros peruanos renunciaron, aunque la actual mandataria Dina Boluarte ratificó que no dimitirá. En Buenos Aires, algunas organizaciones fueron a la Embajada de Perú para solicitar el fin de la represión y la liberación del ex presidente, Pedro Castillo.

Uno de los incidentes más graves de la jornada ocurrió en la localidad de Zepita (provincia de Chucuito), donde un grupo de manifestantes incendió la comisaría local, provocando la represión policial. Se desconoce el registro de heridos o muertes en el hecho. Además, se contabilizaron 120 puntos de bloqueo de rutas nacionales y una masiva movilización en el centro de Lima, forzando la llegada al Congreso de la República frente al resguardo de la Policía Nacional.

Los cortes de ruta que impidieron el ingreso de los camiones provocaron escasez de carne, papa y otros alimentos, además del incremento de precio de los productos en el centro de abastos "San Pedro", el principal mercado de Cusco. El secretario general de la Confederación General de Trabajadores del Perú, Gerónimo López, aseguró que las manifestaciones continuarán "hasta lograr la renuncia de Boluarte y los otros puntos de la agenda, como las elecciones este mismo año y el referendo para la Asamblea Constituyente".

En el aspecto turístico, Carlos Durand, presidente de PerúCámaras, anunció que el nivel de cancelaciones ascendió al 80%. Como ocurrió este jueves, se registró un nuevo enfrentamiento -que incluyó pedradas y gases lacrimógenos- entre manifestantes y efectivos policiales en el aeropuerto de Arequipa, cuando los manifestantes intentaron tomar el control de la terminal aérea. En Cusco, se interrumpió el servicio ferroviario que llega al Machu Picchu, dejando varados al menos a 300 turistas extranjeros y locales en el pueblo de Aguas Calientes. Las operaciones de tres aeropuertos peruanos se mantienen suspendidas.

Corte de ruta Perú.avif

Otros de los acontecimientos de la jornada ocurrió en Cusco, cuando un grupo de manifestantes ingresó hoy al campamento de la mina Antapaccay para exigir que paralicen por completo sus actividades en solidaridad con las movilizaciones. Finalmente, tomaron el lugar e incendiaron las instalaciones, respondiendo a la presencia policial con piedrazos. Además, desde el inicio de las protestas, se registraron 16 ataques a periodistas, según la Asociación Nacional de Periodistas del Perú.

Los disturbios se han cobrado al menos 45 vidas -44 civiles y un policía- desde el 7 de diciembre, cuando el Congreso destituyó al presidente Pedro Castillo. El titular del Concejo de Ministros peruano, Alberto Otárola, defendió el operativo a través de una publicación en su cuenta de Twitter: "Hoy somos testigos de quiénes agreden y ejercen la violencia. Rechazamos y condenamos todos los ataques contra la policía y contra nuestro país. La Policía Nacional Peruana ha respondido con prudencia y profesionalismo, sin caer en provocaciones pese a los graves ataques que ha sufrido".

Dejá tu comentario