Crecen los disturbios en EE.UU. por el asesinato policial de un negro

Mundo

Una segunda persona resultó muerta e investigan si fue a manos de un comerciante. Los efectivos, que fueron filmados al asfixiar a George Floyd, están suspendidos, pero en libertad.

Minneapolis - La ira iba en aumento y una persona murió ayer en Minneapolis tras una segunda noche de furiosas protestas por el asesinato de un hombre negro mientras estaba bajo custodia de la Policía.

Los manifestantes se enfrentaron con la Policía y saquearon e incendiaron tiendas de esta ciudad del norte de Estados Unidos, en una protesta que se extendió hasta la madrugada de ayer y que dejó un muerto por herida de bala.

Se investiga si ese disparo fue realizado por el dueño de un comercio en el área en la que se desarrollaron los disturbios.

La Policía disparó balas de goma y gases lacrimógenos, en tanto debió formar una barricada humana para evitar que los manifestantes asaltaran la comisaría donde trabajaban los oficiales acusados de matar a George Floyd.

En medio de los incendios y actos violentos ocurridos en la noche, un hombre murió por impacto de bala en la zona donde se dieron las manifestaciones, anunció la Policía, que arrestó a un sospechoso.

En otros puntos de la ciudad, como el lugar donde el lunes se produjo el arresto de Floyd, manifestantes se reunieron pacíficamente para exigir justicia.

Un video de un transeúnte tomado el lunes mostró a Floyd esposado, sin aliento, con un policía presionándole el cuello con la rodilla después de detenerlo por supuestamente haber usado un billete falsificado de 20 dólares para realizar una compra. La maniobra asfixiante duró más de los 2 minutos y 20 segundos que dura el video.

INTER.jpg

De acuerdo con las imágenes, tras quedar aprisionado bajo la rodilla del policía, Floyd quedó inmóvil y debió ser trasladado al hospital donde declararon su muerte.

Los bomberos continuaron combatiendo las llamas ayer por la mañana en el concurrido sector de Lake Street, transformado en epicentro de las protestas, donde más de veinte negocios fueron incendiados.

En contrapartida, en el lugar donde Floyd fue arrestado por primera vez, la gente cantaba y colocaba ramos de flores como homenaje al fallecido.

El hermano de Floyd, Philonise Floyd, denunció que los agentes que participaron en la detención, y fueron despedidos, siguen libres cuando deberían ser arrestados y acusados de asesinato.

“Tienen que ser arrestados y responsabilizados por todo, porque la gente quiere justicia ahora mismo”.

Philonise espera que las manifestaciones sean en paz, pero advirtió: “No puedo hacer que todos sean pacíficos”.

“La gente está desgarrada y lastimada porque está cansada de ver morir hombres negros, constantemente, una y otra vez.

La ira por la muerte de Floyd y el trato policial que reciben los afroestadounidenses también despertó protestas el miércoles en Los Ángeles. Los manifestantes marcharon en la noche hacia el centro de la ciudad y bloquearon brevemente la autopista 101. Algunos rompieron ventanas de patrulleros y un manifestante resultó herido.

El presidente Donald Trump calificó la muerte de Floyd como “triste y trágica”, mientras que la senadora demócrata Kamala Harris la consideró una “ejecución pública”.

El caso repercutió en todo el país con encendidas protestas de numerosas personalidades del mundo de la política, los medios de comunicación y el deporte, como la estrella de la NBA LeBron James.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario