Portugal: temor por las consecuencias del temporal en Madeira

Mundo

La tragedia causada por el fuerte temporal del sábado en esa isla portuguesa podría alcanzar una dimensión mucho mayor de la temida hasta ahora. Es que el número de desaparecidos, ubicado hasta ayer en cuatro, se elevó a 32. Mientras tanto, las autoridades informaron que el lunes fueron encontrados seis cadáveres más, lo que aumentaría el número de muertos a 48.

Sin embargo, las autoridades del gobierno regional, en medio de algunas informaciones encontradas, mantuvieron el número de muertos en 42, sin dar más explicaciones.

La que está siendo, según medios, "la peor catástrofe en 100 años" en Madeira dejó además 18 heridos de consideración, que estaban siendo atendidos en hospitales, así como a 350 personas sin hogar y destrozos millonarios, se informó.

Una centena de soldados, así como miembros de Defensa Civil y voluntarios continuaban entretanto la búsqueda de sobrevivientes y cadáveres.

Se temía que pudiese haber varios muertos en el estacionamiento de un centro comercial que permanecía completamente inundado.

También se buscaban víctimas, entre otros lugares, en un túnel de carretera cubierto por el lodo.

Entre las víctimas fatales hay por ahora un solo extranjero: se trata de una turista británica que fue arrastrada por las aguas y murió ahogada.

Los otros miles de turistas que se encuentran actualmente en la isla están "muy bien", aseguraron las autoridades.

Entretanto, se informó que la mayoría de las calles importantes de la isla podían ser transitadas nuevamente sin problemas, al tiempo que fueron restablecidos casi por completo los suministros de agua y electricidad, así como las comunicaciones telefónicas.

Ante la posibilidad de nuevas lluvias luego de casi tres días con tiempo relativamente bueno, el gobierno de Funchal lanzó hoy un "alerta naranja".

Pese a los esfuerzos de las autoridades regionales, algunas agencias de viaje y también hoteles registraron los primeros cancelamientos de reservas.

El sábado, las corrientes de agua arrastraron a personas indefensas y cientos de vehículos, destruyeron calles, casas y puentes y derribaron decenas de árboles. Hubo inundaciones y varios aludes. Varios poblados quedaron totalmente aislados.

Madeira, ubicada en el Atlántico unos 850 kilómetros al suroeste de Lisboa, tiene 265.000 habitantes y es la mayor isla del archipiélago homónimo.

Dejá tu comentario