Presidente de América Latina y Caribe crean nuevo bloque sin EEUU

Mundo

Los gobernantes de 32 países de América latina y el por aclamación la decisión de crear un nuevo organismo de integración política y económica regional, así como para la resolución de eventuales controversias, que no incluirá a Estados Unidos ni a Canadá.

Ese anuncio era el objetivo más importante de la Cumbre de la Unidad que sesionó el lunes y martes en la Riviera Maya, a 60 kilómetros de Cancún, en el sudeste de México, unificando las agendas de la II Cumbre de América Latina y el Caribe sobre Integración y Desarrollo (CALC) y la XXI Cumbre del Grupo de Río.

El presidente de México, Felipe Calderón, dijo que la CALC y el Grupo de Río se mantendrán vigentes hasta la creación formal de ese nuevo organismo -cuyo nombre no está aún decidido-, que puede ocurrir en una cumbre que se realizará en Caracas en julio de 2011.

El mandatario anfitrión afirmó en una conferencia de prensa que la institución a crearse tendrá como principios, entre otros, "el respeto al derecho internacional, la igualdad soberana de los estados y el no uso ni la amenaza de uso de la fuerza".

Agregó que velará por "el respeto a los derechos humanos, el respeto al medio ambiente, la cooperación internacional para el desarrollo sustentable, la unidad, la integración, la paz y la seguridad regionales".

Según Calderón, ese organismo "trabajará sobre la base de la solidaridad, la inclusión social, la equidad y la igualdad de oportunidades, la complementariedad, la flexibilidad y la diversidad", con el objetivo de lograr "un mejor posicionamiento de América latina en acontecimientos de relieve internacional".

Calderón había anticipado el lunes por la noche que se trataba de "la construcción de una nueva institucionalidad", mediante la creación de "un mecanismo que una y organice a todos los países integrantes de América latina y el Caribe sin excepción".

Además de la Declaración de Cancún, con principios generales sobre la situación de la región, los gobernantes aprobaron varias declaraciones especiales, entre ellas dos de apoyo a la Argentina en su conflicto con Gran Bretaña por las Islas Malvinas, una contra el embargo de Estados Unidos a Cuba y otra ratificando el compromiso regional con la reconstrucción de Haití tras el sismo.

La cumbre fue también escenario de la transmisión de la secretaría temporal del Grupo de Río, que pasó de México a Chile por los próximos dos años, así como para la despedida de varios presidentes que están por finalizar sus mandatos y la presentación de algunos de sus sucesores.

Estuvieron por última vez en el escenario regional los presidentes Tabaré Vázquez (Uruguay), Michelle Bachelet (Chile) y Oscar Arias (Costa Rica), que dejarán sus cargos el 1 y el 11 de marzo y el 8 de mayo, respectivamente, y se presentaron los sucesores de los dos últimos, Sebastián Piñera y Laura Chinchilla.

Piñera prometió que su gobierno mantendrá la continuidad de los compromisos asumidos por el de Bachelet en el escenario regional y Chinchilla conversó con el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, quien mantiene una relación distante con Arias.

Otro encuentro bilateral relevante fue el que sostuvieron, por primera vez en más de dos años, los presidentes de Colombia y Ecuador, Alvaro Uribe y Rafael Correa, quienes en los últimos meses hicieron diversos gestos tendientes a normalizar las relaciones entre sus gobiernos.

La cumbre de la Riviera Maya también significó una de las últimas apariciones como presidente de Brasil de Luiz Inácio Lula da Silva, cuyo mandato vence el 1 de enero próximo y quien fue postulado por Calderón y el mandatario venezolano, Hugo Chávez, para presidir el nuevo organismo regional.

Fuera de agenda, y como reacción a un duro intercambio de palabras ocurrido anoche entre Chávez y su colega colombiano, Alvaro Uribe, durante la comida oficial de los gobernantes, se resolvió crear el Grupo de Amigos de Venezuela y Colombia.

Dicho organismo tendrá el propósito de que esos dos gobiernos, que desde hace años mantienen tensas relaciones, puedan "dirimir sus diferencias de manera racional", anunció Calderón.

El Grupo de Amigos estará presidido por el mandatario dominicano, Leonel Fernández, e integrado además por Calderón, Lula y el panameño Ricardo Martinelli.

Dejá tu comentario