Putin inauguró un imponente monumento en homenaje a los caídos en la Segunda Guerra Mundial

Mundo

Se trata de una estatua colosal construida en Rzhev. Tiene 25 metros de alto y pesa 85 toneladas. Del acto también participó el premier bieloruso.

Seis días después de celebrar los 75 años de la victoria aliada sobre Alemania con un imponente desfile militar en Moscú, Vladimir Putin inauguró junto a su par de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, un imponente monumento en memoria de los soldados soviéticos caídos en la Segunda Guerra Mundial.

Este martes, los jefes de Estado se dieron cita en la región de Rzhev, escenario de uno de los combates más encarnizados de la contienda, para presentar la impresionante estatua en "homenaje al soldado soviético", cuya construcción fue obra del escultor ruso Andréi Korobtsov y el arquitecto Konstantín Fomin.

La construcción del monumento se extendió por dos años y se fondeó mediante donaciones públicas, sin recurrir a otro tipo de inversiones, según informó el gobierno ruso a través de sus redes sociales.

Estatua Rusia
Imponente: así es la estatua que inauguró Vladimir Putin en Rusia.

Imponente: así es la estatua que inauguró Vladimir Putin en Rusia.

Del homenaje que encabezó Putin también participaron veteranos del conflicto bélico. Si bien la Segunda Guerra Mundial terminó el 9 de mayo de 1945 con la toma de Berlín, las celebraciones se postergaron debido a la pandemia de coronavirus.

"Hoy rendimos homenaje a los que lucharon aquí, en las afueras de Rzhev, a todos los que defendieron la Patria sin escatimar esfuerzos, y arriesgaron su vida por la Gran Victoria", dijo Putin al comienzo de su discurso.

En este sentido, el mandastario afirmó: "Hace poco, en la historia oficial, no quedaba bien hablar mucho sobre las batallas en Rzhev. Contaban poco sobre estos hechos hasta quienes intervinieron. Era demasiado difícil recordar el llamado 'baño de sangre de Rzhev'".

Rusia monumento

Acto seguido, Putin dijo que "es imposible recordar sin dolor las pérdidas que el Ejército Rojo sufrió aquí" y destacó que fallecieron, desapareiceron o resultaron heridas 1,3 millones de personas durante la batalla, que tuvo lugar entre 1942 y 1943.

"Siempre recordaremos al alto precio que pagó el pueblo soviético por la victoria. El monumento de Rzhev es un símbolo más de nuestra memoria común, un símbolo de nuestra admiración a la gran hazaña abnegada del soldado héroe", concluyó.

La impactante figura de bronce representa a un soldado soviético de la Segunda Guerra Mundial. Tiene 25 metros, está levantada sobre un montículo de 10 metros y pesa 80 toneladas

Los combates en torno a Rzhev representaron una de las victorias más significativas de la URSS durante el conflicto contra el eje, dado que permitieron cortar el avance alemán rumbo a Moscú y hacer que las tropas comunistas pasen a tener una actitud ofensiva contra el enemigo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario