Una marea humana despidió los restos del general Soleimani

Mundo

El comandante iraní fue abatido el viernes en un ataque estadounidense en Irak. Su muerte provocó un recrudecimiento de las tensiones entre Teherán y Washington.

Una inmensa multitud llenó las calles de Teherán para rendir homenaje al general Qassem Soleimani, el comandante más admirado de Irán, muerto en un ataque estadounidense en Irak.

Enarbolando imágenes de su héroe, la muchedumbre se congregó en la Universidad de Teherán donde el líder supremo, el ayatolá Ali Jamenei, rezó por el fallecido general, constataron periodistas de la agencia de noticias AFP.

Soleimani, arquitecto de la política expansionista iraní en Oriente Medio como jefe de la fuerza Al Quds de los Guardianes de la Revolución, fue asesinado el viernes en un ataque con dron de Estados Unidos cerca del aeropuerto de Bagdad.

FUNERAL SOLEIMANI.mp4

Su muerte provocó un recrudecimiento de las tensiones entre Teherán y Washington.

En una gélida y soleada mañana, una marea humana invadió las avenidas Enghelab ("Revolución" en persa), Azadi ("Libertad") y sus alrededores, con banderas rojas (el color de la sangre de los "mártires") o iraníes, pero también libanesas e iraquíes.

Visiblemente emocionado, el ayatolá Jamenei pronunció una breve oración en árabe ante los féretros del general Soleimani, del iraquí Abu Mehdi Al Muhandis (número dos de la coalición paramilitar proiraní Hashd Al Shaabi) y de otros cuatro iraníes muertos en el mismo ataque.

El líder supremo y los otros dirigentes presentes, como el presidente Hasan Rohani, el presidente del Parlamento Ali Larijani, el general de Hosein Salami jefe de los Guardianes de la Revolución, abandonaron rápidamente el lugar, antes de que los féretros de los "mártires" se abrieran camino entre la multitud.

Como sucedió el domingo en la ciudad de Mashhad (noreste), varios Guardianes de la Revolución que iban en el camión que encabezaba el cortejo lanzaban a las masas kufiyyas, camisas y otras prendas que habían frotado con los ataúdes, para que brindaran la protección de los "mártires" a quien las lleve.

"Fue un héroe. Venció a Dáesh (acrónimo del grupo Estado Islámico en árabe)", declaró a la AFP una mujer que ronda la treintena, en alusión al compromiso de Irán contra el yihadismo sunita en Irán y en Siria. "Lo que Estados Unidos ha hecho (al eliminarlo) es sin duda un crimen", agregó.

"Este es nuestro mensaje para Estados Unidos: os golpearemos, os haremos pagar por la sangre vertida por vuestra culpa", dijo Mehdi Ghorbani, un funcionario que acudió al cortejo con su mujer y su hijo.

La televisión estatal habló de "varios millones" de personas en la calle, y anunció una "resurrección sin precedentes de la capital iraní".

El frenesí causado con la llegada de los restos del general Soleimani a Mashhad la víspera obligaron a las autoridades a anular una concentración prevista en la capital por la noche.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario