Reino Unido firmó su primer gran acuerdo comercial pos Brexit por u$s20.000 millones

Mundo

Aumentará el comercio con Japón en unos u$s19.500, principalmente en grandes industrias manufactureras, de alimentos y bebidas, y de tecnología.

El Reino Unido anunció un acuerdo de libre comercio con Japón, el primer gran acuerdo pos Brexit del país.

"El Reino Unido ha logrado un acuerdo de libre comercio con Japón, que es el primer gran acuerdo comercial del Reino Unido como nación comercial independiente y aumentará el comercio con Japón en unos 15.200 millones de libras", unos u$s19.500 millones, indicó el Departamento de Comercio Internacional en una declaración.

El llamado Acuerdo de Asociación Económica Global entre el Reino Unido y Japón fue objeto de un acuerdo entre la secretaria de Comercio Internacional, Liz Truss, y el ministro de Relaciones Exteriores de Japón, Motegi Toshimitsu, durante una videoconferencia.

El pacto se alcanzó a partir del acuerdo entre la UE y Japón que entró en vigor el año pasado pero que ya no se aplicará al Reino Unido a partir del 31 de diciembre.

El Reino Unido abandonó la UE en enero pero acordó una transición hasta el final del año y está intentando lograr nuevos acuerdos antes de esa fecha.

"Este es un momento histórico para el Reino Unido y Japón en tanto que nuestro primer gran acuerdo comercial posbrexit", dijo Truss.

"El acuerdo que hemos negociado --en tiempo récord y en circunstancias difíciles-- va mucho más allá del actual acuerdo de la UE, ya que asegura nuevas victorias para las empresas británicas en nuestras grandes industrias manufactureras, de alimentos y bebidas, y de tecnología", añadió.

Por estas horas, la Unión Europea advirtió que completará las negociaciones con el Reino Unido para tratar de llegar a un acuerdo sobre su futura relación.

"Estamos en la recta final de estas negociaciones. Por nuestro lado irán hasta el final. No practicaremos la política de la silla vacía, está muy claro", dijo el comisario de Mercado Interior, Thierry Breton.

"Toda Europa, y esto es lo suficientemente inaudito como para subrayarlo, está con nuestro negociador Michel Barnier, que está haciendo un trabajo bastante notable y del que se puede apreciar (...) la calma", añadió.

"Pero también es cierto que estamos decididos", insistió Breton, añadiendo que si los británicos quieren poder "beneficiarse" del mercado interior europeo después de salir de la UE, "tendrán que aceptar y respetar todas las normas".

El gobierno británico confirmó el jueves su intención de impulsar un proyecto de ley que cuestionaría algunos de los compromisos asumidos en el acuerdo de salida de la UE, a pesar del ultimátum de Bruselas que dio a Londres hasta finales de mes para renunciar a él o enfrentarse a recursos jurídicos.

Por su parte, " el ministro alemán de Finanzas, Olaf Scholz, sostuvo que “los acuerdos deben respetarse". "Está claro que todo el mundo debe atenerse a lo que ya ha aceptado", insistió el funcionario alemán cuyo país ocupa actualmente la presidencia de la UE.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario