Los políticos británicos encubrieron por décadas casos de abuso sexual infantil

Mundo

La clase política británica "hizo la vista gorda, protegió activamente a abusadores y encubrió acusaciones" por al menos treinta años, detalló un informe sobre delitos sexuales cometidos en Westminster.

Una investigación independiente sobre delitos sexuales cometidos en el Parlamento y el gobierno británicos demostró que, entre 1960 y 1990, la clase política británica hizo la vista gorda ante el abuso sexual de niños y encubrió activamente las acusaciones.

La investigación si bien no encontró evidencia de una red de pedofilia, sí pudo determinar que "las instituciones de Westminster fallaron significativamente en sus respuestas a las denuncias de abuso sexual infantil". Los investigadores señalan principalmente por esas fallas al Partido Conservador.

"Esto incluyó no reconocerlo, hacer la vista gorda, proteger activamente a los abusadores sexuales de niños y encubrir las acusaciones", resumió el informe.

El reporte, de 173 páginas, destacó casos como los de los legisladores Peter Morrison y Cyril Smith, quienes eran "conocidos o se rumoreaba que eran activos en su interés sexual por los niños y estaban protegidos del enjuiciamiento de varias maneras" por colegas y autoridades.

Los políticos, la policía y los fiscales mostraron "demasiada deferencia hacia las personas de prominencia pública" acusadas. "En ese momento, a nadie parecía importarle el destino de los niños involucrados, con el estatus y las preocupaciones políticas anulando todo lo demás", señaló el informe.

Morrison fue secretario privado de la primera ministra Margaret Thatcher. Tanto él como Smith recibieron el título de caballeros.

Cabe recordar que Thatcher presionó por un título de caballero para Jimmy Savile, que obtuvo en 1990, a pesar de las revelaciones en los medios de comunicación sobre el abuso sexual de niños por parte del presentador de televisión, según el informe.

La pesquisa sigue a una investigación de larga data establecida en 2014 bajo la entonces secretaria del Interior, Theresa May, en medio de acusaciones, planteadas en el Parlamento por el laborista Tom Watson de que un círculo de abuso sexual infantil de alto perfil.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario