24 de junio 2008 - 00:00

Susto en Tel Aviv: un soldado israelí se pegó un tiro frente a Sarkozy y Olmert

Luego del disparo el presidente francés y la primera dama fueron escoltados de urgencia al avión presidencial.
Luego del disparo el presidente francés y la primera dama fueron escoltados de urgencia al avión presidencial.
La ceremonia de partida de Israel del presidente francés, Nicolas Sarkozy, fue bruscamente interrumpida el martes, en el aeropuerto de Tel Aviv, por el disparo con el que se suicidó un soldado y que provocó gran alarma y confusión, indicó la policía del Estado hebreo.

"Un guardia fronterizo se suicidó en el aeropuerto Ben Gurión en el momento en que el presidente francés se disponía a partir", declaró el portavoz de la policía, Micky Rosenfeld.

La oficina de información gubernamental añadió en un comunicado que "las medidas de urgencia se activaron inmediatamente".

Según las imágenes difundidas por la televisión israelí, el disparo se produjo en el momento en que el primer ministro, Ehud Olmert, besaba a la esposa del presidente francés, Carla Bruni-Sarkozy, y el presidente israelí, Shimon Peres, se despedía de su homólogo.

Los guardaespaldas se precipitaron hacia los participantes en la ceremonia y Carla Bruni-Sarkozy, vestida con un pantalón negro, subió rápidamente las escaleras del aparato, escoltada por uno de los agentes.

Por el contrario, Nicolas Sarkozy subió las escaleras tranquilamente e incluso hizo un gesto de adiós a sus anfitriones.

La puerta del aparato se cerró durante unos instantes por precaución.

Por su parte, los guardaespaldas israelíes escoltaron a Olmert y Peres a sus respectivos vehículos blindados, a los que sin embargo no llegaron a entrar.

Otros miembros de la delegación francesa -concretamente la ex ministra Simone Weil y la ministra del Interior, Michèle Alliot-Marie- se dirigieron a continuación al interior del avión, escoltados también por guardaespaldas.

En las filas de militares que prestaban servicio en la ceremonia, dos mujeres soldados se desvanecieron.

Tras levantarse la alerta, Olmert y Peres subieron al aparato del presidente francés para terminar la despedida y explicarle que el disparo no guardaba relación alguna con "un intento de atentado terrorista", preció la radio militar israelí.

El incidentes se produjo al término de la visita de tres días a Israel y los territorios palestinos de la pareja presidencial francesa. Fue la segunda visita de Estado de un presidente francés, tras la de François Mitterrand en 1982.

Asimismo, el portavoz policial especificó que los servicios médicos de urgencia atendieron inmediatamente al suicida, que se disparó a unos 200 metros del lugar donde los dirigentes israelíes despedían a Sarkozy.

Los responsables policiales no precisaron las razones del suicido del militar, limitándose a afirmar que se lleva a cabo una investigación.

Dejá tu comentario

Te puede interesar