Terremoto y tragedia en Nepal: ya son más de 4.100 los muertos

Mundo

La cifra de muertos por el terremoto que sacudió el sábado Nepal aumentó a 4.138, según el informe más reciente dado a conocer por el Ministerio del Interior. El sismo, de magnitud 7,8 en la escala de Richter, dejó también unos 62 muertos en la India, al menos 20 muertos en China y unos 6.800 heridos, de acuerdo con el ministerio nepalí.

Además, se registraron réplicas en la región; la última ocurrió hace pocas horas en Nepal, en la misma zona del sismo anterior con 5,1 grados de magnitud.

El único aeropuerto de Nepal, ubicado en Katmandú, estaba abierto hoy, pero los aviones no pudieron aterrizar y estuvieron dando vueltas durante horas. Muchas rutas se encuentran intransitables a causa de deslizamientos de tierra o por las grietas que el terremoto abrió en el asfalto.

Fuertes lluvias caídas durante la noche del domingo al lunes complicaron aún más la situación de los supervivientes y cientos de miles de personas pasaron la noche a la intemperie o en tiendas de campaña por temor a las réplicas.

Los hospitales están totalmente colapsados y muchos de los heridos tienen que ser atendidos en la calle, a la vez que el gobierno llamó a la población a donar sangre. En tanto, el Ministerio de Turismo informó que 82 personas fueron evacuadas por vía aérea del campamento base del Monte Everest.

Una avalancha ocasionada por el terremoto había causado en ese lugar la muerte de al menos 19 montañistas y ayudantes, en tanto decenas más siguen atrapadas en la montaña más alta del mundo. Numerosos países y organizaciones han enviado expertos a Nepal para participar en las labores de rescate.

El Banco de Desarrollo Asiático prometió entregar a Nepal hasta 200 millones de dólares en ayuda para la primera fase de reconstrucción en las zonas afectadas y otros tres millones de dólares para carpas, medicamentos y agua potable.

La Unión Europea se comprometió a enviar ayuda urgente por tres millones de euros, lo que se suma a la ayuda ofrecida por los países miembros de la UE a título individual, a la vez que se enviarán expertos en protección civil a la región afectada.

El terremoto de magnitud 7,8 fue el más fuerte registrado en Nepal en los últimos 80 años; el epicentro se ubicó a unos 80 kilómetros al noroeste de Katmandú. El sismo destruyó gran parte de la infraestructura de Nepal, así como muchas casas viejas, monumentos declarados patrimonio de la humanidad y santuarios religiosos.

Las escuelas y universidades permanecerán cerradas durante una semana. El gobierno de Nepal informó que este lunes se comenzarán a incinerar masivamente cadáveres para impedir epidemias. Todavía es imposible conocer el alcance real de la tragedia ya que los equipos de rescate aún no han podido llegar a muchos pueblos aislados.

Dejá tu comentario