Tras revelarse mensajes de texto "picantes", Strauss-Kahn denunció "linchamiento mediático"

Mundo

El exdirector del FMI, Dominique Strauss-Kahn, denunció lo que calificó de un "linchamiento mediático", en expresión de sus abogados, en relación con un caso de proxenetismo investigado en Lille, en el norte de Francia.

Además, el político socialista pidió prestar declaración "lo más rápidamente posible" dentro de la investigación sobre ese caso, informan medios galos, al día siguiente de la publicación de mensajes presuntamente enviados por móvil por DSK, como se le conoce, a un empresario investigado en ese asunto. "Semejante situación, que cualquiera puede ver hasta qué punto es malintencionada, sensacionalista y no desprovista de intenciones políticas, no puede continuar", afirmaron los abogados en un comunicado.

"Dominique Strauss-Kahn repite que está dispuesto a explicarse, no ante un incierto tribunal de opinión pero si delante de quienes llevan la investigación judicial, y pide de nuevo que se le escuche lo más rápidamente posible", agregaron.

La prensa francesa reveló ayer el contenido de varios mensajes de texto que Strauss-Kahn envió presuntamente por móvil al empresario Fabrice Paszkowski, procesado por este caso, y en los que le proponía encuentros con "señoritas" en lugares descritos como "boîte coquine" (discotecas picantes). Los medios galos evitan revelar cómo han accedido a mensajes que forman parte de la investigación aunque publican varios de ellos con detalle.

"Me llevo a una nena a las 'boîtes' de Viena el jueves 14 de mayo. ¿Te apetece venir con una señorita?", es uno de los mensajes y en otro de ellos DSK dice: "¿Quieres venir a descubrir una discoteca pícara en Madrid conmigo (y con material)?".

El primero de los mensajes data al parecer de junio de 2009, según afirmó el diario "Libération", donde se pudo leer otro de ellos en el que DSK admite, el 30 de julio de 2010: "Son las dos de la madrugada, hemos bebido una botella de champagne de más. Voy a tener unas deudas enormes". Otros de los mensajes presuntamente enviados por DSK serían la prueba de que el político socialista habría puesto en contacto a Paszkowski con destacados políticos franceses.

En este caso descubierto en Lille, las autoridades judiciales francesas revocaron hace unos días la orden de cierre de dos hoteles relacionados con el asunto y en el que presuntamente se celebraban encuentros con prostitutas en los que habría participado DSK. El juez instructor imputó a varias personas, entre ellas el comisario responsable de la policía de Lille, Jean-Christophe Lagarde, acusado de proxenetismo agravado y receptación de malversación de bienes, y que quedó en libertad bajo control judicial.

Al comisario Lagarde se le acusa en concreto de haberse encargado de llevar prostitutas a grupos de clientes entre los que el diario "Le Figaro" citó a directivos del club de fútbol de Lille, cargos electos del departamento de esa ciudad, un antiguo ministro, responsables de un grupo de prensa y al propio Strauss-Kahn.

Como el comisario, también fueron procesados el empresario Paszkowski y su antigua pareja, Virginie Dufour, al igual que el directivo de Eiffage David Roquet, al que la empresa de construcción apartó de su cargo con carácter preventivo.

En un registro en el domicilio de Roquet, según el citado diario, se encontraron facturas vinculadas a este caso y en algunas de ellas aparecía la mención "DSK". El nombre del exdirigente del FMI también se citaba en las escuchas que se llevaron a cabo con motivo de la investigación a comienzos de año.

Dejá tu comentario