25 de abril 2017 - 20:25

Trump desafió a Corea del Norte y envió un submarino nuclear a la península

El USS Michigan arribó al puerto surcoreano de Busan.
El USS Michigan arribó al puerto surcoreano de Busan.
Con el mundo aguantando la respiración a la espera del desenlace de la crisis entre Estados Unidos y Corea del Norte, el presidente estadounidense, Donald Trump, desafía a Pyongyang enviando un submarino nuclear a la península coreana.

Se trata del submarino de propulsión nuclear estadounidense USS Michigan, que arribó este martes al puerto surcoreano de Busan. De esta manera, el Pentágono suma otro activo militar a las maniobras que realizará próximamente en la región el Carl Vinson, portaaviones nuclear de la clase Nimitz, la mayor del mundo.

El envío del Carl Vinson a la península por parte de Estados Unidos fue la respuesta al lanzamiento de un misil norcoreano el 5 de abril pasado. Es además parte de la estrategia de presión que adoptó la Casa Blanca desde la llegada de Trump al gobierno, con el fin de detener de una vez por todas las ambiciones nucleares de Corea del Norte.

La respuesta de Corea del Norte no se hizo esperar, que este martes -en el aniversario de su ejército-, realizó un ensayo general de artillería.

En el día del 85 aniversario de la fundación del Ejército Popular de Corea, Pyongyang llevó a cabo un simulacro con fuego real cerca de Wonsan, en la costa este, mediante el disparo de entre 300 y 400 piezas de artillería de largo alcance.

Ante semejante despliegue, Corea del Sur convocó en su capital a una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad Nacional.

En tanto, representantes de Japón, Corea del Sur y Estados Unidos pidieron una vez más a China que intensifique su presión sobre Corea del Norte para detener sus programas armamentísticos.

Sin embargo, Corea del Norte amenazó una vez más con un ataque imprevisto contra Estados Unidos y Corea del Sur y advirtió que su eventual ofensiva transformará las tierras de sus enemigos "en infiernos ardientes".

"Si los enemigos se atreven a optar por la aventura militar a pesar de nuestras repetidas advertencias, nuestras fuerzas armadas borrarán sus posiciones ofensivas de la faz de la tierra con poderosos ataques nucleares preventivos", afirmó este martes el ministro norcoreano del Ejército, Pak Yong-sik.

Un editorial del diario gubernamental Rodong Sinmun, en su portada, conmemora hoy los 85 años del nacimiento de las Fuerzas Armadas cuando "terminó una era en la cual Estados Unidos constituía de manera unilateral una amenaza nuclear". Pyongyang posee ahora "la voluntad y la capacidad para responder a todo tipo de guerra", agregó. Si Estados Unidos y Corea del Sur continúan "la preparación incauta de un ataque preventivo", el Norte "lanzará uno sin preaviso para castigar transformando sus tierras en infiernos ardientes", indicó.

Dejá tu comentario

Te puede interesar