Trump y Twitter se declararon la guerra

Mundo

Washington - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó ayer con regular o cerrar compañías de redes sociales por reprimir las voces conservadoras, un día después de que Twitter marcó con una advertencia algunos de sus mensajes, invitando a los lectores a verificar sus afirmaciones.

Sin ofrecer pruebas, Trump acusó de nuevo de sesgo a estas firmas: “Los republicanos sienten que las plataformas de redes sociales silencian totalmente las voces conservadoras. Las regularemos enérgicamente o las cerraremos, antes de que podamos permitir que eso suceda”. El mandatario, un activo usuario de Twitter con más de 80 millones de seguidores, agregó: “¡¡¡¡Mejoren su comportamiento, AHORA!!!!”.

La amenaza de Trump de cerrar plataformas como Twitter Inc y Facebook fue la más dura hasta la fecha, en el marco de una ofensiva conservadora más amplia contra las grandes firmas tecnológicas. Las acciones de ambas compañías bajaron ligeramente. El presidente ha hecho del uso de las redes sociales una herramienta neurálgica de su política.

Twitter agregó por vez primera etiquetas de verificación a los tuits de Trump, después de que el presidente realizara el martes comentarios infundados sobre el voto por correo, adjuntando un signo de exclamación en azul para advertir que sus afirmaciones eran falsas y habían sido desmontadas por verificadores.

La vocera de Twitter, Katie Rosborough, expresó que los mensajes presidenciales “contienen información potencialmente sesgada sobre el proceso de votación y ha sido etiquetada para proveer contenido adicional sobre el voto por correo”.

En un par de tempranas publicaciones ayer, el líder republicano cargó de nuevo contra el voto por correo. En un tercer tuit amenazó con una “gran acción” contra Twitter.

La Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos dijo que la Primera Enmienda de la Constitución limita cualquier acción que el mandatario pudiera adoptar para regular las plataformas de redes sociales.

De forma separada, un panel de tres jueces de la Corte de Apelaciones de Washington mantuvo ayer el rechazo a una demanda presentada por el grupo conservador Freedom Watch y la activista derechista y personalidad de YouTube Laura Loomer contra Google, Facebook, Twitter y Apple, alegando que conspiran para suprimir los puntos de vista políticos conservadores.

“Twitter es realmente la plataforma perfecta para él”, señaló Vivian Schiller, ex empleada de Twitter que ahora es directora ejecutiva de Aspen Digital, un programa del Instituto Aspen. “Obviamente no tiene el alcance que tiene Facebook”, continuó. “Pero tiene todas las personas que amplificarán su mensaje, ya sean los medios de comunicación o los robots u otros funcionarios del gobierno”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario