16 de junio 2020 - 14:34

Trump busca un golpe de efecto y decreta una tibia reforma policial

El presidente de Estados Unidos firmó una orden ejecutiva para crear una base de datos sobre el uso excesivo de la fuerza por parte de los policías y certificar a los cuerpos de seguridad.

Las protestas contra la brutalidad policial en Estados Unidos fueron reprimidas con violencia y abusos por parte de los agentes.

Las protestas contra la brutalidad policial en Estados Unidos fueron reprimidas con violencia y abusos por parte de los agentes.

AL.com

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó este martes una orden ejecutiva (decreto) para reformar a la policía del país, una medida que no recoge los principales reclamos de las protestas contra el racismo y la brutalidad policial pero que, espera, le sirva para retomar el control de la agenda política y mediática a cinco meses de las elecciones en las que busca la reelección.

El decreto, de cuya redacción Trump no participó, fomenta la creación de un mecanismo de certificación nacional de los cuerpos de seguridad, con el objetivo de mejorar los estándares de los departamentos de policía; y de una base de datos sobre el uso excesivo de la fuerza por parte de los agentes.

Además, incluye una prohibición de técnicas de estrangulamiento como método de inmovilización, a menos que "la vida de un oficial de policía esté en peligro", dijo el presidente después de reunirse con familias de víctimas de la policía y la violencia racista.

https://twitter.com/WhiteHouse/status/1272925910740549632

Una fuente de la Presidencia de Estados Unidos dijo a la CNN que la idea del mandatario es dejar la tarea de una reforma policial más significativa al Congreso, donde ya hay dos proyectos en liza.

De esta manera, Trump, que ha visto su campaña por la reelección sacudida por la crisis del coronavirus y por el despertar de reclamos contra el racismo sistémico en la policía tras el crimen de George Floyd, podrá mantener su discurso de mano dura y "ley y orden" con el que espera satisfacer a su electorado más de derecha.

Embed

La tibia reforma policial del presidente, que no recoge los principales reclamos de las protestas pacíficas sobre rever el uso de la fuerza y sancionar a los oficiales, vincula las subvenciones que el Gobierno federal entrega a los departamentos policiales con una modernización de sus prácticas.

El movimiento Black Lives Matter exige, en cambio, que se reduzcan los millonarios presupuestos policiales para reducir la militarización de los uniformados y fortalecer otras áreas sociales.

De acuerdo a CNN, se esperaba que Trump incluyera en el decreto alguna mención que reconozca que algunos policías abusaron de su autoridad e inste al Congreso a aprobar legislación sobre la reforma policial.

Demócratas y republicanos en la Cámara de Representantes y el Senado de Estados Unidos están trabajando en dos proyectos antagónicos.

El de la oposición demócrata es mucho más significativo y propone prohibir los estrangulamientos y las órdenes de detención.

Dejá tu comentario

Te puede interesar