La UE debate cómo salir de la recesión por el coronavirus

Mundo

Los líderes de los 27 vuelven a discutir un plan de rescate de la economía del bloque. Alemania mantiene su postura contra la mutualización de la deuda, como piden los países del sur.

Los líderes de la Unión Europea (UE) abordan, por videoconferencia, este jueves en una cumbre los efectos devastadores de la guerra contra el nuevo coronavirus, una pandemia que vino para quedarse largo tiempo, en palabras de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Las cifras de contagios y de enfermos en situación crítica, bajan lentamente por todo Europa, y algunos gobiernos empezaron a aflojar la presión interna, levantando las medidas de confinamiento.

Pero esa tensión entre apertura y precaución, durará meses, según los expertos, o hasta incluso un año, reconoció el gobierno de Reino Unido el miércoles.

El coste económico y social por el coronavirus no espera, sin embargo: Europa, con más de 111.000 muertos, verá además desplomarse su Producto Bruto Interior (PBI) hasta en un 7,1% en 2020, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La crisis pone a prueba las costuras del proyecto europeo, que para los países del sur, como España e Italia, aprieta excesivamente.

Para los países del norte liderados por Alemania y Holanda,, que concedieron en la última gran crisis de 2008 la creación de un mecanismo de rescate, las herramientas son suficientes para capear la recesión.

La canciller alemana Angela Merkel dijo que Alemania está dispuesto, "en un espíritu de solidaridad", a hacer "contribuciones mucho más importantes" al presupuesto de la UE.

La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, advirtió este jueves contra "actuar demasiado poco y demasiado tarde" para superar las consecuencias del coronavirus.

Por su parte, el presidente del Parlamento Europeo (PE), el socialista italiano David Sassoli, insistió este jueves en la videoconferencia en la urgencia de lograr cuanto antes un acuerdo para un plan de recuperación "ambicioso" dentro de la UE, para superar el daño económico del coronavirus, al tiempo de que les advirtió de que debe ser una respuesta solidaria porque "nadie es inmune a la crisis".

Aunque fuentes europeas señalan que todavía es pronto para fijar el tamaño del plan para superar la recesión, la Comisión Europea (CE) sugirió que debería alcanzar los 1,6 billones de euros.

Reino Unido, que fue uno de los países que empezó tarde con las medidas de confinamiento, reportó una caída de los decesos este jueves, 616, y ya está cerca del umbral de los 19.000.

Suecia, que ensayó una política suave para no encerrar a su población, superó los 2.000 muertos en la jornada.

En Milán, la ciudad italiana más afectada (13.000 muertos en la región lombarda) las autoridades empezaron este jueves a enterrar decenas de cuerpos no reclamados.

Dejá tu comentario