Aval final de la UE a la vacuna de AstraZeneca

Mundo

Ámsterdam - El ente regulador europeo reiteró ayer que “los beneficios generales del uso de la vacuna de AstraZeneca y la Universidad de Oxford contra el coronavirus superan los riesgos”, al concluir que efectos adversos como la formación de coágulos son “muy raros”.

El comité de seguridad de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), que tiene su sede en Ámsterdam, Países Bajos, indicó que el balance de riesgos y beneficios del fármaco sigue siendo “positivo” y respaldó que ese inoculante, junto a los otros que autorizó, son “seguros y eficaces”.

En tanto, un panel de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) también indicó que la vacuna de AstraZeneca contra el coronavirus, incluida la Covishield que se administra en la Argentina, tiene “un perfil riesgo-beneficio positivo, con un enorme potencial para prevenir infecciones y reducir las muertes en todo el mundo”.

El organismo europeo detectó 86 casos de trombosis en la UE y el Reino Unido, 18 de los cuales fueron mortales, entre cerca de 25 millones de personas que recibieron la vacuna.

De acuerdo al ente, la mayoría de los casos notificados ocurrieron en mujeres menores de 60 años dentro de las 2 semanas posteriores a la vacunación y, según la evidencia disponible, no se confirmaron factores de riesgo específicos.

“Es importante que los vacunados y los profesionales de la salud estén al tanto de los síntomas de estos desordenes sanguíneos inusuales, para ser detectados rápidamente y minimizar los riesgos”, indicó la directora ejecutiva de EMA, Emer Cooke, en una conferencia de prensa trasmitida por streaming.

“Una explicación plausible de estos raros efectos secundarios es una respuesta inmunitaria a la vacuna”, añadió Cooke, quien subrayó que la vacuna “salva vidas”.

Después de esta conferencia de prensa, el comité científico que asesora al Gobierno británico difundió una declaración en la que recomendó limitar la vacuna de AstraZeneca a los mayores de 30 años cuando sea posible, como “precaución”.

La agencia reguladora británica maneja cifras algo diferentes a la de la UE: cifró en 79 los casos de trombos registrados hasta finales de marzo en personas vacunadas, 19 de los cuales derivaron en muertes.

Algunos países europeos suspendieron este inoculante debido al temor a que pudiera provocar coágulos sanguíneos y luego la gran mayoría retomó su administración tras el primer aval que le dio la EMA el 18 de marzo pasado.

Dejá tu comentario