Venció ultimátum, pero Irán insiste con plan atómico

Mundo

Teherán (EFE, AFP, Reuters, ANSA) - A pesar de las advertencias internacionales y del vencimiento del plazo fijado por la ONU para que detenga el enriquecimiento de uranio, Irán se mostró desafiante una vez más y aseguró que «continuará su camino con fuerza y sabiduría hasta alcanzar la cima nuclear».

Las declaraciones surgieron un día después de que Estados Unidos reforzara su presencia militar en el Golfo, con el envío de un segundo portaaviones a la región.

El presidente Mahmud Ahmadinejad, conocido por sus opiniones ultraislamistas, hizo una visita a varias ciudades del norte iraní, donde se mostró claramente contrario a la suspensión del enriquecimiento de uranio, tal como exige la comunidad internacional.

Su declaración coincidió con el fin, ayer mismo, del plazo de 60 días dado por la ONU a la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) para que elabore un informe sobre si Irán se amoldó o no a las exigencias impuestas por las Naciones Unidas. El documento definirá el rumbo del consejo y podría derivar en la aplicación de sanciones más severas.

«El tren del desarrollo del pueblo iraní ha iniciado su marcha y es imparable, y todas las potencias no podrán impedir la creciente marcha de este tren», dijo Ahmadinejad en un discurso en la ciudad de Langarud, en el norte iraní. También reiteró: «Irán no hace caso a los países arrogantes que rechazan nuestros programas nucleares, y seguirá su camino hasta acceder de forma completa a la tecnología nuclear para uso pacífico».

En otra ciudad iraní, Amlesh, en la provincia de Guilán (Norte), reiteró que Teherán «no renunciará ni un ápice a su derecho». «Nuestro pueblo está decidido a defender de forma unánime su derecho nuclear», agregó.

A su juicio, «la única alternativa ante ellos (Occidente) es elegir el camino de la amistad y el respeto al pueblo iraní, ya que en caso contrariola mano de Dios saldrá dentro de poco y los destruirá», según la agencia oficial de noticias iraní «IRNA».

  • Preparados

    Sumado a ello, el comandante de los Guardianes de la Revolución iraní, general Rahim Safavi, advirtió que su cuerpo militar, fiel al régimen chiita de Teherán, «está completamente preparado para defender el país ante cualquier invasión».

    En un ámbito cada vez más caldeado, el ministro de Relaciones Exteriores, Manouchehr Mottaki, aseguró que la disputa sobre los planes atómicos de Irán puede resolverse con EE.UU. de forma pacífica, pero que están preparados para «todas las opciones».
  • Dejá tu comentario