A días del cambio de mando, Washington extrema las medidas de seguridad por posible ataque armado

Mundo

El traspaso de la presidencia será el miércoles 20 y se advierten protestas de simpatizantes de Donald Trump. El FBI alertó sobre planes de grupos con armas.

A menos de una semana del cambio de presidente, las autoridades y organismos encargados de la seguridad nacional extremaron las medidas en la ciudad de Washington, Estados Unidos, donde se realizará el evento para la asunción de Joe Biden, debido a que el FBI alertó sobre posibles "protestas de grupos armados".

La asunción del líder del Partido Demócrata, Biden, está planificada para este miércoles 20 de enero pero no contará con la presencia del saliente mandatario Donald Trump, quien anunció el viernes pasado que decidió no concurrir.

"A todos quienes preguntaron, no iré a la toma de posesión el 20 de enero", publicó en su cuenta oficial de Twitter para romper con una tradición de cien años.

Pese a esto, el FBI insistió que para los días previos y durante la toma de posesión se planifican "protestas de grupos armados" no sólo en torno al Congreso, sino también en distintos estados.

Frente a lo cual, varios gobernadores determinaron desplegar a los efectivos de la Guardia Nacional en sus distritos.

Según CNN, los estados de Georgia, Minnesota, Ohio, Oregon, Washington y Wisconsin se sumaron a esta medida; mientras que Virginia y Utah se determinó el cierre de los parlamentos por temor a disturbios.

Arizona, Georgia, Michigan, Pensilvania y Washington amanecieron con fuertes vallas alrededor de las legislaturas estatales y se incrementó el dispositivo de seguridad.

Por su parte, Florida y Oklahoma, solicitó a los parlamentarios que trabajen este fin de semana de forma remota por el miedo a reclamos en el palacio legislativo.

La policía de Nueva York tomó medidas "para reforzar la seguridad en el Capitolio del estado en Albany y sus alrededores".

El gobernador de California, Gavin Newsom, explicó que el parlamento estatal estaba en un "nivel de seguridad muy elevado" y la Guardia Nacional podría ser desplegada.

En tanto que estados como Arkansas y Ohio comunicaron que enviarán miembros de sus Guardias Nacionales a Washington para reforzar el dispositivo de seguridad en la capital, lo que también hará el Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York, que mandará a 200 de sus agentes.

Dejá tu comentario