Municipio acusa a la Policía Bonaerense de incumplir la cuarentena

Municipios

Desde la comuna de Chacabuco presentaron ante la Justicia las pruebas necesarias como suelen hacer con las marchas que violan el ASPO. Fue en el marco del reclamo salarial de los efectivos.

La protesta policial en reclamo de mejoras salariales ganó la calle el pasado lunes por la noche y continuó durante la jornada de ayer. Del epicentro en Adrogué se fueron sumando distintos puntos de encuentro en diversos municipios de la Provincia.

De La Matanza a Necochea, los efectivos policiales elevaron su voz como parte de un petitorio de 14 puntos que busca que la Provincia cumpla para lograr un aumento en sus salarios. Una suba postergada durante el gobierno de María Eugenia Vidal que, con los años, fue quedando siempre por debajo de los valores anuales de la inflación.

En ese marco, fueron muchos los distritos en los que los uniformados se hicieron sentir. A la espera de una respuesta, la tensión crece y no se avizora una resolución inmediata del conflicto que pone en vilo a casi 20 millones de habitantes.

Bajo este escenario, el municipio de Chacabuco tomó una decisión de fuste y por medio de la Asesoría Letrada de la Municipalidad dio a conocer que “en relación a la marcha realizada en reclamo de mejoras salariales para la Policía Bonaerense, el desarrollo de la misma se informará a la Fiscalía Federal, por infringir las disposiciones que buscan evitar la propagación del virus”.

La comuna a cargo del radical Víctor Aiola se encuentra transitando la fase 4 con 107 casos confirmados desde el inicio de la pandemia, 21 activos y dos fallecidos. Hace horas había salido al cruce de un empresario local que organizó una fiesta. “No sé si creen más vivos que los demás, que están por encima del común de la población. Esto no depende de los títulos o de la educación y terminó en varios contagios. Cuando uno es estúpido, es estúpido y no tiene límites. Queremos que todos los que concurrieron a esa fiesta sean puestos ante la justicia”, deslizó. Y agregó: ¨Le decimos a la justicia que se ponga los pantalones largos. Esta gente puso en riesgo la salud de toda la población y meses de esfuerzo¨.

El distrito dio a conocer que “esta acción se lleva a cabo del mismo modo que se viene realizando con todos aquellos que infringen la normativa vigente respecto al decreto nacional de Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, que prohíbe todo tipo de aglomeraciones en la vía pública”. El intendente aseguró que "no se realizó una denuncia" sino que se brindó la información necesaria a la Justicia como se hace con todas las marchas que violan el ASPO.

Como era de esperar, la denuncia no cayó muy bien en el ámbito de los azulados y el presidente de la Defensoría Policial Bonaerense, Luis Tonil, pediría que se anule.

El pasado lunes una veintena de efectivos policiales, alguno de ellos en funciones, otros retirados, marcharon desde la plaza San Martín hasta la comisaría local en pedido de mejoras salariales. El municipio de Chacabuco presentará las imágenes y pruebas de la movilización a la Justicia federal.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario