Achával: "Tenemos la fuerza, la convicción y la oportunidad de transformar Pilar"

Municipios

El intendente pilarense fue uno de los grandes ganadores de la reciente elección. Su recorrido en la política, su gestión al frente del municipio, la herencia de Ducoté y los desafíos en la pospandemia fueron temas de conversación en una charla con Ámbito.

Corría el mes de noviembre de 2011 cuando Federico Achával visitó la ex redacción de Ámbito. En aquel entonces, con 31 años, este abogado especialista en derecho penal y de familia había sido electo concejal. Durante la charla, una de las preguntas que respondió el pilarense fue cómo se veía en el mediano plazo: “Siendo intendente de Pilar”, respondió sin dudar.

Dos años más tarde, Federico asume como Secretario de Gobierno en la gestión de Humberto Zúcaro y en 2014, como Jefe de Gabinete. Durante la gestión de Nicolás Ducoté volvió a ocupar una banca por el Justicialismo en el Concejo Deliberante (2015-2019) hasta que decidió postularse a intendente por el Frente de Todos. El resultado de la elección fue de los más apretados a nivel nacional: derrotó al propio Ducoté, que buscaba la reelección por Juntos por el Cambio por un ajustado 46,59% contra 45,19%.

Dos años después de esta contienda electoral, Achával se convirtió en uno de los grandes ganadores de las elecciones recientes, tras obtener un 8% más de sufragios que la lista del FdT a nivel provincial.

Periodista: En aquella entrevista del 2011 estabas convencido de que ibas a ser el intendente de Pilar. ¿Por qué?

Federico Achával: Ya era consciente de la realidad de muchos vecinos de Pilar que sufrían la desigualdad que aún existe en el territorio. Y frente a eso, los que creemos en la política como herramienta de transformación intentamos revelarnos frente a esa situación y tomar medidas que puedan transformar la vida de los vecinos. Y nos tocó una etapa muy dura de 2015 a 2019. Tener que ser oposición, plantear siempre las discusiones cuando veíamos que se tomaban decisiones en contra de nuestra gente, en contra de nuestros vecinos. Creo que eso fue lo que nos fortaleció como proyecto político, y que nos permitió llegar a ser gobierno. En definitiva, ganar la elección y hoy tener por responsabilidad de representar al pueblo de Pilar. Es un camino que requiere muchísimo esfuerzo. Por suerte logramos conformar un grupo de jóvenes que teníamos semejanzas y similitudes en nuestro pensamiento político, en nuestras ganas de transformar. Y bueno, acá estamos.

P.: Más allá de los méritos propios, ¿cuánto tuvo que ver la mala gestión de Ducoté en aquel triunfo en 2019?

F.A.: El pilarense tuvo la posibilidad de percibir la diferencia entre un Estado que pensaba que Pilar para pocos, y un Estado que tomó la decisión de entrar a todos los barrios y garantizar derechos, que acompaña solidariamente, sin trabas, que transformó el sistema sanitario para que todos los pilarenses tengan el acceso al derecho a la salud y a la vida. El anterior gobierno estaba pensado para pocos, y actuaba solamente en función a lo que dejaba un rédito económico, y no en las necesidades reales y concretas de desarrollo de todo el distrito de manera integral y equitativa.

P.: ¿Considerás que Pilar sigue pagando las consecuencias de la anterior gestión?

F.A.: No hay dudas. Existe un atraso estructural en infraestructura importante. Hay mayor desigualdad y estamos trabajando para zanjarlo. Y ese trabajo de zanjar desigualdades viniendo de una gestión como la anterior, se hace mucho más complejo, mucho más integral, es mucho más el esfuerzo. Pero tenemos la fuerza, la convicción y la oportunidad de demostrar que somos una gestión que va a transformar Pilar.

1.jpg

P.: Leandro, la última elección, acomodó un poco los números para el FdT. Si no hubiese sido, ¿se habría roto la unión del peronismo?

F.A.: No. Nosotros como Frente de Todos tenemos un enorme desafío de cumplir el compromiso de poner de pie a la Argentina en la provincia de Buenos Aires y en nuestro caso a Pilar. Eso también implica discusiones, compartir miradas. Sin embargo, la unidad es una bandera del peronismo muy importante, y que esa bandera tiene que tener en claro que lo que esta en frente es Cambiemos, y ya sabemos que modelo de gobierno es. Hay un famoso dicho del peronismo que reza: “el peor de nuestros compañeros es mejor que el mejor de ellos”. Esto tiene que ver con la mirada integral, de desarrollo y de modelo de país que queremos, muy distinto del que planteo Macri en su momento.

P.: Sos uno de los grandes ganadores de la pasada elección. Lograste un 8% más de apoyo a nivel local. Esto se traduce a un apoyo importante para tu gestión, pero esa cantidad de votos no pudo ser traccionada a nivel provincial ¿Qué balance haces?

F.A.: Yo trato siempre de entender la política en términos colectivos. Hay una falsa idea que los intendentes dimos vuelta la elección y eso no es así. Si bien el intendente tiene un rol fundamental que es la aplicación de las políticas públicas, lo que se vio en el último tiempo fue que desde las PASO a las generales hubo un gobierno nacional y un gobierno provincial que escucharon y tomaron decisiones, incluso hicieron modificaciones sus respectivos gabinetes. Entonces, lo que pasó fue que hubo un apoyo colectivo muy amplio, una forma de entender la política. Los intendentes tenemos esa forma de trabajar permanentemente en contacto con los vecinos que muchas veces nos pone en el centro de este tipo de debates. Pero lo cierto es que esta levantada que hubo de las PASO a las generales hay que entenderlo como una cuestión colectiva, no individual de cada territorio. En Pilar, además, tuvimos la posibilidad de acompañarlo con el proyecto de gestión que estamos llevando adelante.

P.: ¿Qué tan importante fue la llegada de Martín Insaurralde, Leo Nardini o la inclusión de algunos intendentes en el Ejecutivo?

F.A.: Todo lo que tienda a ampliar las capacidades de gestión del gobierno provincial y nacional, incluso los municipales, siempre es bienvenido. La experiencia de Martín y de Leo, incluso la de Cristina Álvarez Rodríguez, fueron importante. Por otra parte, la mirada que tiene el gobernador Axel Kicillof permite que se vayan ensamblando distintos espacios que generen una modificación, o una mejor comprensión de las políticas públicas necesarias en la provincia de Buenos Aires, para cumplir con ese objetivo que es poner a la provincia de Buenos Aires de pie. ¿Qué significa esto? Que los bonaerenses tengan trabajo, que crezca la industria nacional, que esa industria y esa producción nacional alcance para mejorarle la calidad de vida a la gente. La provincia tiene problemas estratégicos endémicos de muchos años, y creo que la única forma de resolverlo es justamente con el profesionalismo, con la mirada amplia que hoy tiene el gobierno de la provincia de Buenos Aires.

P.: ¿Cuáles son los desafíos de tu gestión?

F.A.: El desafío que tenemos por delante tiene que ver con transformar la realidad de muchos de los barrios de Pilar, desarrollando algunas cuestiones, para nosotros estratégicas que abonan a esas posibilidad, como por ejemplo, tenemos el sueño de la Universidad Nacional de Pilar que hoy está dentro de los proyectos que se tienen que tratar por delante en la Cámara de Diputados, que para mí es estratégico porque es una universidad orientada a lo que tienen que ver con la industria, con la producción y con las nuevas tecnologías. Y eso lo ata al desarrollo industrial de Pilar que tiene el parque industrial, que es el sector industrial más grande de la Argentina y uno de los mas grandes de Latinoamérica. Eso significaría la posibilidad de generar nuevas fuentes de trabajo. Y tenemos otro proyecto que tiene que ver con lo que nos ha tocado vivir, que es el Hospital Central de Pilar. Eso tiende a completar un sistema y a garantizar el derecho a la salud, hace 27 años que se les prometió a los pilarenses y hoy nosotros estamos próximos a terminar la obra. Después implica el desafío de ensamblar ese nuevo hospital a todo lo que hemos hecho en este año y medio de pandemia en materia de salud

P.: Para cerrar, me gustaría reiterarte aquella pregunta que te hice en 2011: ¿cómo te ves en el mediano plazo?

F.A.: Yo soy un trabajador y un militante político que hoy tiene responsabilidad de gobierno, y me veo dentro de ese espacio aportando siempre esta mirada, trabajando todos los días para tratar de mejorar la calidad de vida a los vecinos, siendo conscientes de la realidad que vive nuestro pueblo y con mucha vocación de servicio.

Dejá tu comentario