Guiños: Río Negro eximirá de IIBB a peras y manzanas, y Santa Fe ratifica campo exento

Nacional

La gobernadora rionegrina Arabela Carreras confirmó el envío de un proyecto de ley con "la exención total" para esa economía regional clave. El ministro de la Producción del santafesino Omar Perotti enfatizó que no está en los planes gravar al campo local. Certezas en el plano tributario provincial, en medio de sismos en materia impositiva.

Con el incómodo telón de fondo de la ebullición del campo por las subas de retenciones impulsadas por Alberto Fernández, una primera avanzada de gobernadores salió a desplegar señales y anuncios para los productores del agro y de economías regionales locales, con la mirada puesta en despejar temores sobre la presión tributaria provincial de cara a 2020.

En esa línea, la rionegrina Arabela Carreras confirmó el envío a la Legislatura de un proyecto de ley para la exención total del pago de Ingresos Brutos para la producción de peras y manzanas, mientras que desde la administración del peronista santafesino Omar Perotti enfatizaron que no está en sus planes aplicar el cobro de ese tributo a la actividad del campo, hoy exenta.

Las estrategias se enmarcan en la preocupación generada en el ámbito del campo y de las economías regionales por el paquete de medidas lanzado por Fernández y que cuentan ya con el aval del Congreso, con foco en el incremento de las retenciones.

Pero a ello se suman las suspicacias tras la rúbrica días atrás -por parte del Presidente y los gobernadores- de una adenda al acuerdo de Consenso Fiscal de 2017, por la cual se frena por un año el diagrama de bajas de alícuotas de Ingresos Brutos por actividad (previsto para 2020).

Tal como lo informó ya este diario, por lo bajo esa firma incluyó además la suspensión de otros incisos de aquel entendimiento con Mauricio Macri, que en los hechos le desata ahora a los mandatarios las manos para definir potencialmente nuevas imposiciones en Ingresos Brutos y Sellos, incluso para sectores hoy exentos, entre otros puntos.

Por esas horas el sanjuanino Sergio Uñac remarcó que la adenda no significa “un cheque en blanco para subir impuestos”. Pero, en los hechos, esa enmienda da libertad a los mandatarios para hacerlo en algunos rubros, si es esa la decisión política.

Con ese telón de fondo, el ministro de la Producción santafesino, Daniel Costamagna, remarcó en las últimas horas que “la actividad del campo seguirá estando exenta del Impuesto a los Ingresos Brutos” en la provincia que comanda Perotti, sucesor del socialista Miguel Lifschitz.

“El gobernador Perotti conoce muy bien la situación que están pasando la industria, el comercio y el sector agropecuario, y está proyectando no incrementar las alícuotas de Ingresos Brutos para el sector provincial industrial”, agregó, en un diálogo con LT 9 consignado en El Litoral.

Por su parte, la rionegrina Carreras confirmó la decisión de enviar a la Legislatura un proyecto de ley en pos de la “exención total del pago de Ingresos Brutos para la producción de peras y manzanas”, además de “una serie de beneficios impositivos para otras economías regionales” y para la agroindustria.

“La fruticultura ofrece materia prima a un sinfín de industrias que están gravadas, por lo que no podemos poner en riesgo la principal proveedora del resto de los servicios; no podemos mirar a la fruticultura como una mera actividad primaria, sino como una de alto valor agregado”, argumentó la sucesora de Alberto Weretilneck.

Desde despachos oficiales remarcaron que se trata de “un claro acompañamiento” a las principales actividades productivas de la provincia, en pos de la mejora de la competitividad de las empresas y la reducción del impacto negativo que genera ese impuesto en los insumos necesarios para la producción de bienes exportables. “Pero también tendrá impacto en la baja del precio en el mercado interno, lo cual genera una ventaja comparativa al productor rionegrino”, enfatizaron.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario