Crisis en el FdT: tras renuncia de Máximo, PRO refuerza búsqueda del peronismo perdido

Nacional

La salida del diputado como presidente del bloque oficialista en el Congreso no solo generó un impacto profundo en el PJ sino que también agitó el movimiento de parte de la oposición para intentar sumar a aquellos que no se siente representados.

La renuncia de Máximo Kirchner como presidente del bloque del Frente de Todos en la Cámara baja del Congreso no solo impactó de lleno en el corazón del oficialismo sino que, además, generó una réplica que obligó a parte de la oposición a salir a buscar parte de lo que, desde el PRO, llaman “el peronismo perdido”.

Y es que el golpe interno provocó apoyos y críticas desde el propio PJ bonaerense, el mismo que comanda Máximo, pero también una luz de esperanza para un sector del armado amarillo que busca atraer a aquellos peronistas que no se sienten identificados con el kirchnerismo.

La carta de Fernando Gray, intendente de Esteban Echeverría, fue también la tilde necesaria para que desde diversos sectores del PJ comiencen a salir del destierro. En las últimas horas, dirigentes de la quinta sección que no se encuentran alineados a Máximo pusieron fecha para reunirse en busca de ver cómo se posicionan al contar con serias diferencias con la conducción del líder La Cámpora.

El PRO quiere hacer foco en las diferencias que hoy suceden y hacer leña del árbol caída para poder robustecer su campaña de cara a lo que será el 2023.

Vamos a fortalecer y colaborar en la región a través de un espacio que nos permite tener más volumen hacia el 2023. Hay algunos que lo entienden mal y que piensan que nos estamos cortando con algo distinto. Pero no, la intención es generar un espacio más abierto y plural ”, le dice a Ámbito un dirigente platense que responde al jefe comunal Julio Garro.

El armado en sí, con el intendente de la Ciudad de las diagonales y Néstor Grindetti a la cabeza, busca sumar más voluntades políticas por dentro de Juntos y que también vengan de afuera ya que notan que hay una buena cantidad de dirigentes peronistas que “quedaron huérfanos con la irrupción de La Cámpora”.

Son dos intendentes con experiencia y gestión que hoy le aportan una territorialidad necesaria a Juntos para darle más fuerza a la tercera y a la octava sección ”, agrega un concejal del sur bonaerense que forma parte de Hacemos, el sello que fundó el jefe de Gabinete de Lanús, Diego Kravetz, y con el que hoy el PRO salió a ganar al peronismo independiente.

Se da una paradoja. Cuando arrancamos con Hacemos había muchos dirigentes peronistas que con la ley que prohibía las reelecciones comenzaron a sumarse a nuestro espacio ya que no contaban con lugar para poder avanzar. Cuando se modificó la ley, eso bajó. Pero ahora La Cámpora vuelve a subir en lo territorial y los dirigentes que no se fueron en la primera oleada, vuelven a sentir que se quedan sin espacio, le dice a Ámbito, Kravetz.

Y agrega: “Estamos permeables a seguir cobijando dirigentes que vienen del peronismo. Lo que empezó como un armado de la tercera, ahora crece y tras sumar a la octava ahora también nos moveremos hacia la primera y la séptima”.

El partido, que ya tiene representación legislativa y territorial en Lanús, Florencio Varela, Berazategui, San Vicente, Quilmes, entre otros distritos, busca seguir expandiéndose hacia el sur, a través de la figura de Garro, quien también amplió su referencia en Ensenada y Berisso, para poder consolidarse a nivel provincial. Mientras que, en la primera, también sumaron a Ramiro Tagliaferro, ex jefe comunal de Morón.

Hacemos va en busca de potenciar la territorialidad para poder generar las condiciones básicas en cada sección electoral en busca de recuperar “el peronismo perdido”.

Dejá tu comentario