Por trepada de inflación, La Pampa busca ampliar Presupuesto local 2022

Nacional

"Estamos lejos de lo que habíamos proyectado, por eso se trabaja en nuevos números", aseguró el ministro de Hacienda provincial, Ernesto Franco.

El gobierno del peronista Sergio Ziliotto enviará a la Legislatura de La Pampa un proyecto de ley para ampliar el presupuesto provincial 2022, frente al desfasaje en las proyecciones iniciales generado por la trepada inflacionaria.

La decisión fue confirmada en las últimas horas por el ministro de Hacienda local, Ernesto Franco, quien sostuvo que “se están agotando las partidas”.

“En Nación hicieron una reconducción del presupuesto y nosotros lo estamos haciendo acá porque necesitamos una modificación de la ley”, afirmó el funcionario provincial a Radio Noticias, en declaraciones consignadas por el diario La Arena.

Franco hizo foco en que “la inflación escaló de una manera muy notable”.

“Estamos lejos de lo que habíamos proyectado, por eso se trabaja en nuevos números”, explicó, además de remarcar que “hay que tener en cuenta que el nivel salarial y el resto del gasto necesitan otro presupuesto”.

Por estas horas ese estratégico ministerio provincial trabaja en la letra chica del proyecto, que estaría listo a mediados de julio.

Proyecciones

La lupa está puesta en las proyecciones sobre “qué gastos y qué recursos van a estar disponibles hasta fin de año”.

“Estamos en reuniones, incluso a nivel nacional, para solucionar tal o cual situación, porque lo cierto es que las partidas previstas se están agotando y eso necesita una solución”, advirtió el ministro de Ziliotto.

La interlocutora en esas conversaciones con la administración nacional suele ser la secretaria de Provincias del Ministerio del Interior, Silvina Batakis.

El presupuesto provincial 2022 elevado inicialmente por el Gobierno del peronista Ziliotto incluye una pauta de inflación anual del 33 por ciento -meta hoy largamente desbordada- y una estimación del crecimiento del PBI del 4 por ciento.

En las últimas semanas, los gremios provinciales -con epicentro en estatales y docentes- incrementaron la presión sobre los gobernadores frente a una escalada inflacionaria que desdibujó los acuerdos paritarios sellados en el primer tramo del año.

La estocada sindical derivó ya en varios distritos en revisiones anticipadas de los entendimientos salariales y en el anuncio de nuevos aumentos o el adelanto de tramos ya acordados.

Un nutrido grupo de mandatarios además adelantó el pago del primer medio aguinaldo, en medio de los esfuerzos oficiales por enfrentar la dura erosión del poder adquisitivo de los salarios provinciales.

En el caso pampeano, el ministro Franco precisó que a fin de este mes las arcas locales destinarán cerca de 8 mil millones de pesos al pago de los sueldos de junio y el aguinaldo.

Dejá tu comentario