Alerta: escasez de gasoil complica también al transporte de pasajeros

Nacional

Empresarios advierten que dificultades de abastecimiento y suba de precios siembran incertidumbre sobre el servicio. Hasta el momento el impacto en frecuencias es aislado, pero asoma fantasma de reducción de circulación si se agrava el escenario.

Las entidades que nuclean a empresas de transporte automotor urbano de pasajeros salieron a alertar que sufren dificultades de abastecimiento por los faltantes de gasoil en el país y que lidian con un incremento en los precios que erosiona su ecuación de costos. Y advirtieron que ese combo siembra una preocupante incertidumbre sobre el normal funcionamiento del servicio de colectivos en el corto plazo.

Hasta el momento los episodios de impacto concreto en las frecuencias son aislados. Pero el sector teme que el escenario se agrave en abril y la posibilidad de reducir la circulación de unidades, al menos fuera de los horarios “pico”, está en agenda en empresas de distintas provincias.

Esa instantánea es uno de los eslabones de la cadena de afectados, que incluye además a otros sectores, como el campo -aunque desde YPF y el resto de las refinadoras del país dicen garantizar el normal abastecimiento para la cosecha en el canal mayorista- y el transporte de cargas. Un presente -derivado de la trepada de los precios internacionales tras la invasión de Rusia a Ucrania- que derivó ya en la instauración de cupos en la venta de combustible en estaciones de servicio de distintos puntos del país.

Las señales de alerta respecto del gasoil brotaron, por caso, desde Tucumán. “No es sólo que no hay, sino además que no hay precio”, afirmó el vicepresidente de la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor, Jorge Berreta. “Vamos a hacer todos los esfuerzos para conseguir el combustible y prestar el servicio, pero no sabemos por cuánto tiempo y si todas las empresas lo van a poder prestar regularmente”, enfatizó ante Canal 10.

Desde San Juan, en sintonía, el presidente de la Asociación Transporte Automotor de Pasajeros, Ricardo Salvá, dijo que “por el momento” están “consiguiendo combustible, pero con mucha intermitencia”. “Por ahí no hay y tenemos que estar haciendo todo lo posible para conseguir en otros proveedores; se ha vuelto incómoda la situación y preocupa lo que pueda venir”, reconoció, en declaraciones a Tiempo de San Juan, en referencia a la normal circulación de las unidades.

Los faltantes de gasoil y la escalada en los precios vienen a profundizar además las urgencias que atraviesa el transporte automotor de pasajeros frente a un esquema de costos cuyo desfasaje se amplía. Un escenario que potencia además los reclamos de un reparto de subsidios nacionales equitativo frente al mayor flujo de fondos que beneficia al AMBA, una amplia brecha en materia del precios del boleto y recursos federales que se demoran en llegar a algunos distritos.

El gasoil aumentó cuatro veces durante marzo -estamos en un 34%- y a eso se le suma que YPF está cancelando los contratos de suministros; necesitamos que en Argentina se resuelva la inflación”, planteó este martes el intendente de Rosario, Pablo Javkin.

Hasta ahora estamos teniendo suministro de gasoil, compramos al por mayor, pero estamos muy preocupados; vivimos en Argentina y, si la crisis se agrava, en Córdoba también vamos a tener problemas”, recalcó el alcalde capitalino Martín Llaryora.

Este martes el presidente de la Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (Fatap), Gerardo Ingaramo, aseguró que los faltantes de gasoil “ya están afectando” al sector.

La cámara de Buenos Aires ya ha hecho presentaciones ante el Ministerio de Transporte el 25 de marzo porque no están entregando combustible, y nosotros en la ciudad de Santa Fe teníamos comprado cupo de combustible de 34 mil litros que tenían que entregarnos y nos han dicho que hasta abril no nos van a entregar, así que estamos tratando de abastecernos en estaciones de servicio o donde podamos”, dijo Ingaramo a Aire de Santa Fe. “El problema es que si no conseguimos en los próximos días se va a complicar la circulación de nuestro vehículos”, alertó, y advirtió que “para abril va a ser peor, por lo que nos vienen diciendo”.

De hecho, este martes la empresa Autobuses Santa Fe enfrentó problemas en la frecuencia del servicio por complicaciones en el abastecimiento de combustible, que logró resolver aunque con la incertidumbre respecto del escenario que enfrentarán en abril.

La obligada adquisición de combustible en estaciones de servicio obliga a las empresas a pagar un precio más caro del gasoil respecto de las compras a granel. “Se está pagando más caro porque al no haber, los precios empiezan a subir; yo pagaba 115 pesos y ahora estoy pagando 120-125; nuestro estudio de costos en noviembre-diciembre fue de 84 pesos y hoy está en 115-120”, afirmó Ingaramo.

Desde FATAP afirmaron que elevaron pedidos al Ministerio de Transporte y a la Secretaría de Energía para analizar el escenario, aunque en un contexto en el que las provincias son las responsables de su servicio de transporte.

Dejá tu comentario