Edición Impresa

Negocian exportar el Pampa III a México

Conversaciones también con Ecuador y Perú en la 3°edición de la Feria Aeroespacial México 2019.

“No prometer, concretar y luego comunicar los resultados”. Es la decisión que tomó el management de la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA) en relación con la venta del Pampa III al mercado militar extranjero. Antonio Beltramone, presidente de la empresa aeronáutica estatal, junto a Fernando Sibilla responsable de Nuevos Negocios exploraron clientes regionales en la Feria Aeroespacial México 2019 (FAMEX) que se realizó durante tres días –culminó ayer- en la Base Aérea mexicana de Santa Lucía.

La Fuerza Aérea del país anfitrión y organizador de la exposición, y las delegaciones militares de Ecuador y Perú estuvieron entre los más interesados en las capacidades del producto estrella de FAdeA: el entrenador IA-63 Pampa III. Con tres aparatos de serie entregados a la Fuerza Aérea Argentina y otros tres en la línea de producción el equipo que maneja el jefe de programa Pampa, Federico Bima Kronemann, apunta ahora a ensamblar cinco aparatos más, un esfuerzo ciclópeo para las cuentas del Gobierno. La fábrica cordobesa tiene varios modelos de negociación para colocar el Pampa III, venta con soporte logístico y mantenimiento, venta con coproducción, cofabricación de conjuntos y hasta operaciones de leasing (pay per hour); un formato que ganó espacio en el nicho del entrenamiento en fuerzas aéreas de países desarrollados.

La delegación empresarial criolla mantuvo un encuentro de alto nivel con el presidente de la FAMEX, brigadier general Rodolfo Rodríguez Quezada. El militar mexicano fue disertante en el Congreso Internacional de las Industrias Aeronáutica, Defensa y Espacio que se hizo en Córdoba en 2018. Convinieron en la necesidad de contar con un programa oficial de parte del ministerio de Defensa argentino que invite a probar el avión y recorrer las instalaciones de FAdeA, un paso más hacia el objetivo de sumar fortalezas y de alcanzar algún tipo de acuerdo de complementación aeronáutica entre ambas naciones. La coproducción podría encuadrar en el interés de las partes, un activo que se tiene en cuenta es que la planta motriz del Pampa se fabrica en las instalaciones de Honeywell Aerospace de Chihuahua, México. La eventual cooperación técnica entre la Fuerza Aérea mexicana y la firma cordobesa en la producción del Pampa es una más de las evaluaciones que hizo México para contar con un entrenador avanzado además de las opciones del Embraer Super Tucano, el Beechcraft Wolverine y el coreano KAI T-50.

Dos enviados de la aeronáutica nacional, los brigadieres Gustavo Testoni, subjefe de la fuerza y Roberto Andreasen, subjefe del Estado Mayor Conjunto, integraron la comitiva criolla. Incomodaron con ciertos comentarios poco favorables acerca de la producción del Pampa que por fortuna se oyeron fuera de las conversaciones con los representantes extranjeros.

El potencial del Pampa III interesa por dos razones, es un avión que cumple estándares de entrenador avanzado de bajo costo en comparación con otros del segmento y, con la integración de un radar asociado a sistemas de armas, puede cumplir el rol de ataque liviano. La fabril cordobesa estudia la instalación de un radar multifunción con capacidades de combate aéreo, ataque terrestre y objetivos navales. FAdeA tiene una oportunidad de enfocarse en el nicho del entrenador avanzado y traccionar a las pymes locales. Todo con miras a que este año se llegue al equilibrio económico. Más claro, que el contribuyente no ponga más un peso de su bolsillo para sostener el funcionamiento de la empresa.

En la tercera edición del encuentro de negocios internacionales del rubro aeronáutico que llevó adelante la Secretaría de la Defensa Nacional de México se concentraron más de 600 firmas de la industria aérea y espacial de talla global, entre ellas, Boeing, Airbus, Safran, Thales, Bell Helicopter, Defense Technology Equipment (D.T.E), CATIC, Embraer y Rosoboronexport. La Argentina estuvo presente en un stand que compartieron empresas públicas; FAdeA, Invap y privadas, pymes criollas de alta complejidad industrial nucleadas en la Cámara Argentina Aeronáutica y Espacial (CArAE). Estas empresas participantes de la cadena de proveedores de FAdeA (construcción del Pampa) y de Invap (radares tridimensionales y satélites) están en pie de lucha para que el ministerio de Defensa y el de Seguridad cumplan con la Ley de Compre Argentino y el Programa de Desarrollo de Proveedores. Esta herramienta clave para el desarrollo de la industria estratégica vinculada con la defensa prevé que cuando se liciten bienes no producidos en la Argentina en compras superiores a los 240 millones de pesos, el adjudicatario deberá suscribir un acuerdo de cooperación productiva que consistirá en la subcontratación de bienes y servicios provistos por empresas locales por al menos un 20% del valor total del contrato. Voceros de CArAE sostienen que de los datos reflejados por la subsecretaría de Compre Argentino y Desarrollo de Proveedores; a cargo de Sergio Drucarof; sólo en Defensa como demanda prioritaria 2019-2021, el plan de compras sería de entre 1.300 y 1.400 millones de dólares. Además agregan que entre Defensa y Seguridad habría otros 600 / 800 millones que totalizarían 2.200 millones para el periodo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario