Negocios

La exportación de servicios profesionales generó u$s3.600 millones en un año

Líderes del sector se reunieron para compartir las ventajas del rubro y su impacto en la economía local.

Referentes de empresas líderes en proveer servicios profesionales mantuvieron un encuentro con el objetivo de analizar el rol de este segmento en el marco de la Ley de Economía del Conocimiento, y también para dar a conocer el aporte que el sector genera en la economía local.

En este marco, los empresarios aseguraron que, a junio de 2019, los servicios profesionales representaron u$s 3,6 mil millones anuales en exportaciones, es decir, 59% de la exportación total de servicios de conocimiento. Al mismo tiempo, auguran que la cifra podría incrementarse en los próximos años.

¿Cuáles son las prioridades del país? Empleo y dólares. Esto genera ambas cosas en meses”, dijo Sergio Kaufman, titular de Accenture, en cuyas oficinas se llevó a cabo el encuentro. El empresario se mostró acompañado por Luis Galeazzi (Argencom), Facundo Gómez Minujín (JP Morgan), y Santiago Mignone (PwC), junto a quienes coincidió en la necesidad de posicionar al sector “como un valor que no está lo suficientemente explotado”.

Para ellos, hay una tendencia generalizada a creer que las actividades vinculadas a la tecnología informática o IT, son las que producen más divisas o, al menos, las que suelen asociarse con el concepto de economía del conocimiento. Sin embargo, según las cifras de Argencom, la cámara que nuclea a empresas prestadoras de servicios basados en el conocimiento, frente a los u$s 3,6 mil millones de dólares anuales en exportaciones que generaron los servicios profesionales, las exportaciones informáticas cosecharon u$s 1,745 mil millones.

Del total de exportaciones de servicios profesionales, “una parte importante” corresponde a los Global Delivery Services (GDS) concentrados en más de cuarenta centros instalados en todo el país. Por GDS se entiende los centros donde las corporaciones internacionales realizan sus operaciones alrededor del mundo, y se eligen en base a dos factores que condensa muy bien Argentina: una disminución de los costos operativos y la especialización de los gestores.

El análisis coyuntural no fue ajeno al encuentro. Los empresarios coincidieron en la necesidad de que el nuevo gobierno promueva la creación de una Secretaría propia del sector. “Es de esperar que entienda la importancia, dadas las divisas que el rubro produce”, argumentaron.

Hasta ahora, no ven impedimentos para que no se avance en la implementación de la Ley de Economía del Conocimiento, habida cuenta los elogios que el presidente electo brindó en su momento a la iniciativa. El interlocutor que tiene por ahora el sector con Alberto Fernández es Fernando Peirano, economista e integrante del Grupo Callao.

Según la Ley de Economía del Conocimiento, la condición para promover la existencia de servicios profesionales exportables es que el 70% de la facturación de un centro debe corresponder a exportaciones.

De esta manera, los beneficios previsionales y fiscales que proporciona serían de gran ayuda a que los centros argentinos mejoren su competitividad global, y permitiría la radicación de nuevos centros, lo cual impactará según los empresarios, en creación de empleo.

“Acá hay un negocio muy importante que genera divisas netas y decenas de miles de puestos de trabajo”, señaló Galeazzi.

“El sector está listo para crear la revolución del empleo”, dijo prometedor Kaufman. Para él y el resto de los empresarios, si se mantiene el dólar estable luego del cambio de gobierno, como también las principales variables económicas, habrá “una ecuación económica para seguir creciendo”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario