Epic Games sigue la guerra contra Apple

Negocios

Los desarrolladores de Fortnite se quejan ya que la compañía fundada por Steve Jobs los obliga a utilizar su sistema de pago, que cobra una comisión de entre el 15% y el 30%.

El desarrollador de Fortnite, Epic Games, dijo que presentó una denuncia ante el regulador de la competencia del Reino Unido en apoyo a su investigación sobre el comportamiento anticompetitivo de Apple.

La Autoridad de Competencia y Mercados del Reino Unido dijo a principios de este mes que había abierto una investigación sobre Apple, tras las quejas de que los términos y condiciones del fabricante del iPhone para los desarrolladores de aplicaciones eran injustas.

Las políticas de pago relacionadas con la App Store de Apple han generado quejas por parte de los desarrolladores de aplicaciones, ya que los obliga a utilizar su sistema de pago, que cobra una comisión de entre el 15% y el 30%.

Epic y Apple se han enzarzado en múltiples demandas en todo el mundo desde que el año pasado saliera a la luz la disputa por las comisiones de pago de las aplicaciones.

Apple prohibió Fortnite en la App Store después de que el creador del juego intentó evitar la tarifa del 30% en algunas compras dentro de la aplicación, al lanzar su propio sistema de pago.

El fundador y director ejecutivo de Epic Games, Tim Sweeney, duro crítico de las políticas de Apple, ha afirmado que sus "prácticas conducen a costos artificialmente inflados para los consumidores y ahogan la innovación entre los desarrolladores".

"No es sorprendente que Epic esté impulsando su agenda ante la Autoridad de Competencia y Mercados del Reino Unido, ya que los hemos visto usar el mismo guión en todo el mundo", dijo un portavoz de Apple.

La compañía de juegos tiene demandas en curso contra Apple en Australia y Estados Unidos y presentó una demanda antimonopolio en la Unión Europea.

Apple sostuvo que Epic quiere operar bajo un conjunto de reglas diferente a las que se aplican a todos los demás desarrolladores y que considera que eso está mal.

Dejá tu comentario