Conflicto legal en la música: INAMU reclama a CAPIF $500 millones

Negocios

El Instituto de la Música denuncia que la cifra rendida en los últimos dos años por la Cámara Argentina de Productores de Fonogramas y Videogramas representa apenas el 0,3% del total.

A través de una presentación en la justicia, el INAMU le reclama a CAPIF la falta de transparencia en la rendición de cuentas sobre el pago del derecho de productor fonográfico. La causa se tramita en el Juzgado Nacional en lo Civil 45 (Expte CIV 70214/2019). En los próximos días muchos músicos y sellos independientes podrían seguir el mismo rumbo.

El argumento

Desde el instituto aseguran que Capif debió distribuir en los últimos dos años unos 500 millones de pesos. Sin embargo, el INAMU cobró apenas $1.424.142, una cifra que representa sólo el 0,3 % del total. Hay que tener en cuenta que el catálogo del instituto es uno de los más importantes de la música argentina, con artistas y grupos como Charly García, León Gieco, Pappo’s Blues, Astor Piazzolla, Aníbal Troilo y Edmundo Rivero, entre otros.

"En 2 años de intercambio de notas no hemos logrado una explicación clara y sencilla de como se llegó a la suma cobrada. Lo que contablemente se llama rendición de cuentas. Algo que debería ser muy simple de explicar, que no debería llevar mas que un par de horas, ha demandado una gran cantidad de esfuerzos interpretativos inconducentes ante la confusión de la información enviada por CAPIF", cuenta Diego Boris Macciocco, presidente del INAMU. "Es por eso que nos vimos obligados a realizar una acción judicial a fin de transparentar las sumas cobradas", explica.

¿Quién es productor fonográfico?

Cabe aclarar que toda persona natural o jurídica que toma la iniciativa y tiene la responsabilidad económica de la primera grabación o que adquiere esos derechos posteriormente es productor fonográfico. Un grupo o solista musical independiente que edita un disco en formato profesional también es Productor Fonográfico y le corresponde el cobro en CAPIF si ese fonograma se difunde o se vende.

"CAPIF debe pagarle al INAMU porque el Instituto adquirió en la Quiebra de Sicamericana (conocida comúnmente como Music Hall) la propiedad de todos los fonogramas inscriptos a su nombre en la Dirección Nacional de Derecho de Autor", asegura Diego Boris Macciocco.

Dos interrogantes

1- ¿Por qué CAPIF paga el derecho de productor fonográfico?

Porque la Cámara Argentina de Productores de Fonogramas y Videogramas es la entidad de gestión colectiva que por Decreto 1671/74 administra los derechos de los productores fonográficos.

2- ¿De dónde surge el dinero?

De lo que recauda AADI-CAPIF (entidad creada por Decreto 1671/74 para recaudar) por usos de comunicación pública de música grabada (emisoras de radio, televisión abierta y por cable, confiterías, boliches, salones de fiestas, bares, restaurantes, shoppings, supermercados, etc). De ese dinero recaudado y previo descuento del gasto administrativo se deriva a CAPIF el 33%.

CAPIF.webm

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario