Qué iniciativas impulsan los bancos para mejorar la "salud financiera" de los argentinos

Negocios

En el sector privado, varias entidades desarrollan programas de educación financiera. Desde Santander Argentina, Banco Macro, BBVA y HSBC cuentan sus experiencias.

Los argentinos y las argentinas estamos entre los que menos conocimientos financieros tenemos en la región, según reveló una encuesta del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) elaborada hace un par de años. Nuestro país se ubicó en el puesto 37 de 39 economías analizadas. Según el estudio, los mayores desafíos en educación financiera se localizan en la población vulnerable en relación con el nivel socioeconómico y, principalmente, el menor nivel de estudios alcanzados.

La Ley de Financiamiento Productivo (27.440), aprobada en 2018, insta en su artículo 211 a “contemplar indefectiblemente la incorporación de programas de educación financiera mandatorios en las escuelas secundarias”. A partir de ello, en 2019 el Gobierno elaboró el “Plan Nacional de Educación Financiera” (PNEF), con el apoyo de diversos actores del sector público, privado y la comunidad internacional. Más allá de la implementación parcial de ciertas iniciativas en alguna provincia, como es el caso de Neuquén, hasta tanto no se discuta la temática en el Consejo Federal de Educación, no habrá novedades al respecto.

Una señal, sin embargo, podría venir de la próxima ejecución de un crédito con el BID que tomó la anterior administración para la Estrategia de Inclusión Financiera, incluida en la Ley 27.440. “Debería tener, entre el destino de sus fondos, una pata de educación financiera”, indica el economista e investigador Ignacio Carballo.

Mientras tanto, y bajo la condicionalidad que impone la actual coyuntura, en el sector privado, más específicamente en el segmento bancario, van apareciendo o reforzando varias iniciativas tendentes a facilitar el desarrollo de habilidades que permitan tomar decisiones informadas para mejorar la “salud financiera” de la población.

Vanesa Marignan, gerenta de Banca Responsable de Santander Argentina, señala a Ámbito Biz que en su entidad se concibe “a la educación como herramienta transformadora y a la educación financiera como herramienta para la inclusión y el empoderamiento para la toma de decisiones. Sabemos el valor que tiene la Educación Financiera para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas. En esa línea, promovemos distintas acciones para acercar herramientas y conocimientos a nuestros clientes y la comunidad en general”.

Por su parte, Milagro Medrano, gerenta de Bancas Comerciales y Relaciones Institucionales de Banco Macro, remarca que “la mayoría de los factores que explican el escaso nivel de conocimiento y uso del sistema financiero tienen un componente estructural que requiere políticas públicas, pero la posibilidad de paliar algunos de esos factores, está al alcance de las entidades bancarias, y mejorar las competencias y habilidades financieras de los ciudadanos es uno de ellos”.

En tanto, Nicolás Limongelli, jefe de Sustentabilidad Corporativa de HSBC, cuenta que “nuestra estrategia de sustentabilidad se basa en tres prioridades: habilidades Futuras, emprendedurismo y finanzas sostenibles. La educación financiera las abarca a todas trasversalmente ya que es un pilar fundamental para llevar adelante estas prioridades”.

A su vez, Hernán Carboni, director de Relaciones Institucionales de BBVA en Argentina, indica que desde el banco apuestan por la educación financiera porque “es un pilar fundamental en la construcción y desarrollo de sociedades más igualitarias y equitativas”. “En la medida en que las personas sepan y estén mejor informadas, van a poder tomar mejores decisiones que beneficiarán su calidad de vida”, enfatiza.

A continuación, repasamos las iniciativas sobre educación financiera que impulsan algunos bancos privados del sistema financiero:

  • Santander Argentina: la entidad despliega distintas estrategias, como la Red de educadores financieros, integrada por empleados del Banco, que voluntariamente se capacitan para dictar charlas adaptadas a las necesidades de la comunidad, en todo el país. Cuenta con una alianza con fundaciones para ofrecer talleres a jóvenes para que incorporen conocimientos para la toma decisiones responsables y de manera independiente respecto de su economía.
  • Banco Macro: impulsa “Cuentas Sanas”, el primer programa estable de inclusión y educación financiera pensado con herramientas e información útil para cada etapa de la vida. Se compone de un portal web y talleres dictados en las comunidades que, por el actual contexto, se realizan hoy de forma virtual. El programa es gratuito y de alcance nacional, trascendiendo incluso las fronteras de nuestro país llegando a Uruguay, Colombia y México en los últimos meses.
  • HSBC: apoya los programas de “Economía Personal”, “Aprender a Emprender” y “Socios por un día” junto a Junior Achievement Argentina, como su socio estratégico. De esta forma, en 2020 la entidad logró que más de 1.000 chicos aprendan a “planificar su economía de manera virtual, y se animen a crear y diseñar el funcionamiento de sus emprendimientos”. Asimismo, pudieron conocer “cómo funciona el mundo del trabajo a través de experiencias de intercambio con profesionales que se desempeñan en diferentes áreas en nuestro banco”.
  • BBVA: hace 14 años viene desarrollando un Programa de Educación e inclusión financiera para jóvenes, dirigido a estudiantes de colegios secundarios que, a través de una tarjeta de débito, reciben un incentivo dinerario, se los incluye en el sistema financiero y tienen su primer contacto con un cajero y una sucursal. Otro de sus programas es Mi Primera Empresa, un concurso de planes de negocios destinado a jóvenes de 17 a 25 años de todo el país, con el objetivo de desarrollar y fortalecer el espíritu emprendedor. También desarrolló una Plataforma digital de educación financiera de acceso gratuito y 100% online.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario