Cómo Internet revolucionó hasta los negocios menos pensados

Negocios

Cada cliente es diferente y tiene sus necesidades. Los usuarios cada vez más valoran el on-demand, la posibilidad de autogestión, la solución y la customización.

Cada 17 de mayo se celebra el Día Mundial de Internet, también conocido como el Día Mundial de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información. Esta fecha busca dar cuenta de la importancia de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en la vida actual y el desarrollo de la sociedad. Y en este sentido se busca concientizar sobre la necesidad de reducir la brecha digital. Según datos de la Unión Internacional de Comunicaciones (UIT) el 59,5% de la población mundial tiene acceso a Internet.

Pero todavía hay millones de personas que no cuentan con este servicio, que con el paso de los años pasó a integrar el selecto grupo de servicios de primera necesidad. ¿Por qué? Porque hoy en día, casi todas las actividades que realizamos, necesitan de Internet, de conexión a la red, algo que tomó aún mayor relevancia con la irrupción de la pandemia y la necesidad de reducir la circulación y los encuentros presenciales.

Un canal de ventas esencial

Desde la época de los “punto com” a la actualidad, podemos ver cómo las plataformas digitales se hicieron lugar para pasar a ser un canal de ventas esencial. De hecho, para muchas empresas pequeñas y emprendimientos, es el único canal posible. Internet vino a disrumpir y al mismo tiempo a contener los negocios, a conectar las partes a través de la red. Es por eso que lo que antes era un complemento, hoy es fundamental para la vida y también para el desarrollo de todo tipo de negocio o prestación de servicio. Internet se convirtió en una vidriera virtual para los negocios y de la mano de este cambio, el marketing digital pasó a tener un rol fundamental. Ya no es necesario tener un local a la calle en una prestigiosa avenida o en un shopping importante. Hoy, gracias a Internet, se puede conseguir vender y tener una marca que no tenga presencia física en un local.

Internet revolucionó el mundo de los negocios. Permitió conectar la oferta con la demanda (e-commerce); aunó a usuarios con intereses similares (foros, redes sociales, blogs); eliminó las fronteras geográficas y ayudó a acelerar los procesos. Una conectividad cada vez mayor y mejor, dio lugar a lo que se conoce como “Internet de las cosas”, llevando los procesos productivos y logísticos a otro nivel. Somos testigos de un tiempo donde los camiones se manejan solos, donde robots trabajan en las plantas de producción de diferentes industrias, y donde la Inteligencia Artificial revoluciona el mundo de la medicina, entre otras.

Del mismo modo, Internet también transformó muchos negocios que eran tradicionalmente presenciales. Por ejemplo, durante décadas el negocio de las bauleras consistía en alquilar un espacio, trasladarse hasta ese lugar físico, y dejar las cosas por un tiempo y costo determinado. Más parecido a un negocio inmobiliario que tecnológico. Pero con Internet surgió la posibilidad de guardar las cosas sin tener que moverse de la casa, sin necesidad de trasladarte físicamente y ocuparte personalmente.

Internet puso al usuario en el centro, dándole el poder de elegir cómo y cuándo quiere hacer las cosas. Podemos ver la serie que queremos a la hora que queremos; o pedir una comida desde el celular; o llamar un auto que nos venga a buscar cuando lo necesitamos. Así es el on-demand. Y así es como Space Guru puede ofrecer un servicio de guardado on-demand: vos llamás, cotizás (lo hacés vos mismo desde el celular) y nosotros nos ocupamos del resto.

Los usuarios cada vez más valoran el on-demand, la posibilidad de autogestión, la solución y la customización. Quieren que las propuestas se adapten a ellos, por ejemplo, en nuestro caso, cobramos el servicio sólo por el espacio que ocupan las cosas de las personas. Cada cliente es diferente y tiene sus necesidades, y estas necesidades hoy se pueden satisfacer mediante la red, a través de Internet.

De las oficinas a las apps

Definitivamente, hoy Internet es clave, tanto que cada persona cuenta con más de un dispositivo con conexión a Internet. Y sin nos quedamos sin conexión, el día, la vida se empieza a complicar, porque es como una extensión de nuestro cuerpo y la base del funcionamiento de todos los negocios, empresas, servicios, etc. Todo se fue transformando con el avance de Internet en nuestras vidas, los puestos de trabajo, los oficios, las profesiones y hasta lo que estudiamos, el futuro llegó hace rato y más rápido de lo que imaginamos, dependerá de nosotros y la capacidad de adaptación que tengamos para no quedar fuera de una era digital, donde todo pasa a través de una pantalla. De hecho, seguramente estarás leyendo esta nota a través de un dispositivo gracias a que tenes Internet.

(*) Fundadora de la startup Space Guru

Dejá tu comentario