Por la crisis, Basf y Axalta dejan de producir pinturas para autos en el país

Negocios

La alemana mudará la fabricación al estado de San Pablo pero continuará operando comercialmente en el país mediante importación. En cambio, la estadounidense anunció que se retira del mercado local de forma definitiva.

Dos importantes fabricantes de pinturas para autos anunciaron en las últimas horas que dejarán de producir en el país producto de la crisis provocada por la pandemia tanto a nivel local como mundial. Se trata de la alemana Basf y la estadounidense Axalta. Ocurre luego del cierre en mayo de PPG Industries, la segunda más grande del mundo.

Un tendal de empresas comenzó a bajar sus persianas de forma definitiva en las últimas semanas a raíz de las dificultades generadas por el coronavirus y la cuarentena. Algunas de ellas son pequeñas y medianas compañías que ya sin resto debieron cerrar. Pero también la crisis afecta a fábricas de gran tamaño.

En el caso de la firma alemana Basf, trasladará a Brasil parte de la producción de su fábrica ubicada en el municipio bonaerense de Malvinas Argentinas. Si bien el anuncio fue realizado en las últimas horas, la relocalización definitiva a la zona industrial de Sao Bernardo do Campo, San Pablo, se llevará a cabo en el segundo trimestre de 2021, según supo Ambito.

A pesar de que representa un achicamiento de su operatoria, la empresa confirmó a este medio que no abandona el país sino que continuará abasteciendo desde Brasil a la Argentina y algunos negocios seguirán activos. Pasará a importar en lugar de producir.

“BASF no se retirará del mercado argentino, sino que traslada la producción de pinturas automotrices OEM. Es su prioridad mantener el compromiso con sus clientes en Argentina, por lo que el abastecimiento de pinturas automotrices al mercado local se hará desde Demarchi”, explicó la empresa en un comunicado.

El esquema productivo de la firma alemana será reemplazado por un modelo de importaciones pero implicará mantener abierta la fábrica de Tortuguitas. Allí continuará funcionando la estructura comercial y administrativa. A su vez el negocio vinculado a repintura y de químicos para el cuidado personal y del hogar continuarán operando en Argentina.

Por otra parte, debido al fuerte vínculo comercial que mantiene con la industria automotriz local, informaron que en el país seguirá trabajando una estructura técnica en conexión con las terminales de autos.

La relocalización “responde a un cambio de estrategia que busca optimizar la producción a nivel regional” ya que – según dijeron – “la expectativa es mantener el crecimiento en el mercado, así como acompañar a la industria automotriz garantizando el compromiso y la calidad del producto y servicios hacia los clientes”.

El traslado de la producción a Brasil impactará directamente en 60 puestos laborales que Basf emplea en la planta de Malvinas Argentinas. Se trata de colaboradores de producción de pinturas automotrices como también de otras posiciones y servicios involucradas en el proceso de fabricación.

La compañía con 70 años de trayectoria en el mercado argentino obtuvo ventas globales por unos 3.750 millones de euros durante 2019 y cuenta con aproximadamente 122 mil empleados en todo el mundo.

alxalta.jpg
Axalta abandona el país.

Axalta abandona el país.

Más grave aún es el caso de Axalta. La compañía de capitales estadounidenses informó que “se ha visto forzada a cesar operaciones en Argentina debido a la situación económica actual en el país y por el impacto causado por COVID-19”.

En un comunicado difundido a la prensa expresaron que el cierre definitivo tiene que ver con una decisión empresarial de “permanecer globalmente competitivos” y señalaron que se trata de “decisiones difíciles que reflejan las cambiantes necesidades del mercado”.

“Sabemos que esto es particularmente difícil para los empleados y sus familias afectadas por esta situación, razón por la que, apegados a nuestros principios de operación, nos hemos asegurado de tratar a los empleados con el respeto que merecen y en cumplimiento con todas las obligaciones laborales y legales a las cuales tienen derecho. Axalta Coating Systems agradece y aprecia profundamente las contribuciones de nuestros empleados en Argentina”, manifestaron.

Si bien en el país rige por Decreto de Necesidad y Urgencia la prohibición de despidos y al mismo tiempo la doble indemnización desde el comienzo de la pandemia, esto no impidió a empresas de distintos rubros optar por el cierre de las operatorias a nivel local y reducir puestos laborales. Recientemente la compañía aérea de capitales chilenos LATAM también avanzó en esa dirección al anunciar que dejará de operar rutas domésticas y concretará el despido de 1.700 personas.

La reducción de la operatoria de Basf y el cierre definitivo de Axalta afectarán no solo a los empleados directos sino también a los proveedores que dependen comercialmente de ellas. “Esta decisión no afecta el compromiso de seguir desarrollando negocios de manera sustentable en el país”, señalaron desde la firma alemana.

De esta manera, ambas empresas siguen el camino trazado en mayo por PPG Industries, la segunda fabricante de pinturas más grande del mundo. El cierre de las tres firmas significará la pérdida de cerca de 250 puestos de trabajo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario