El único camino para el desarrollo es la sostenibilidad

Opiniones

El ministro de Ambiente, Juan Cabandié, se expresó en virtud del Día Mundial del Clima.

El Día Mundial del Clima nos convoca a hacer un repaso de los esfuerzos que son necesarios para garantizar la vida en el planeta. Es de mucho valor darnos este debate, pero también, hace falta repensar el modo en que lo estamos haciendo.

Los estudios científicos nos vienen advirtiendo que debemos modificar nuestros modelos de producción y consumo, ya que su insostenibilidad nos está llevado al colapso ambiental. La ocurrencia cada vez más frecuente de fenómenos climáticos extremos no son casualidad, sino el producto del daño que le estamos realizando a nuestro planeta, que pone en riesgo la vida humana tal cual la conocemos.

Por eso, estamos convencidos de que el único camino para el desarrollo es el de la sostenibilidad y no hay sostenibilidad sin equidad ni justicia social. El cuidado del ambiente debe hacerse atendiendo a los sectores más vulnerables, que son quienes más sufren los efectos del cambio climático y la contaminación ambiental. El tiempo de actuar es ahora.

Ratificamos el Acuerdo de París y en ese sentido creemos que es sumamente importante realizar un planteo efectivo sobre los medios de implementación y de qué forma vamos a llevar a cabo los objetivos que tenemos pensados para 2030 y 2050. Hay que hablar de los recursos, de las tecnologías, de las responsabilidades comunes pero diferenciadas. Consideramos que las naciones que más han contaminado en los últimos 200 años tienen que tener una posición diferente en comparación con los países de renta media y baja.

El martes pasado participé, en representación de nuestro país, de la quinta Reunión Ministerial sobre Acción Climática (Moca5, por su sigla en inglés), un encuentro convocado por China, la Unión Europea y Canadá para potenciar las negociaciones internacionales sobre cambio climático y el progreso de los objetivos del Acuerdo de París. Allí, señalé que buscamos dar una discusión sobre la deuda bajo la premisa de que nuestra región es acreedora ambiental, ya que nuestros ecosistemas benefician al conjunto de la sociedad global.

La lucha contra el cambio climático es para el gobierno del presidente Alberto Fernández una política de Estado. Por eso nuestro país presentó, en el mes de diciembre, una nueva contribución determinada a nivel nacional, conocida como NDC, en diálogo con las provincias y los distintos actores sociales involucrados, con un 26 % más de ambición que la versión anterior, que había sido publicada en 2016.

También, es necesario reflexionar en el Día Mundial del Clima sobre el proyecto de ley de Educación Ambiental que mañana será tratado por la Cámara de Diputados. Estoy convencido que el Congreso lo aprobará ya que traerá grandes beneficios a nuestra sociedad, al generar conciencia sobre el cuidado del planeta desde la educación formal e informal. Imaginemos por un momento, qué distinto sería todo si hubiéramos incorporado conocimientos ambientales desde temprana edad, qué distinto sería nuestro vínculo con la naturaleza. La educación es el mejor camino para generar conciencia y responsabilidad ambiental en toda la sociedad. Se trata de un nuevo paradigma, que va a elevar la conciencia, el respeto y el amor que tenemos por nuestra casa común.

Este año tenemos una oportunidad única para redoblar nuestros esfuerzos e invitar a otros países a atender la voz de los jóvenes y de la sociedad civil. Esperemos que la próxima Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, a celebrarse en Glasgow, nos encuentre trabajando juntos para lograr una posición contundente en beneficio de la humanidad.

(*) Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación.