Consumo cae 15%: ¿Qué se intentará para encenderlo?

Opiniones

La pérdida de ingreso de los argentinos es un factor que genera una caída en la actividad económica. Esto se vio reflejado en el primer semestre de 2021 respecto al mismo periodo del año pasado.

En Junio 2021 persiste la caída -15% en consumo, igualando las tasas negativas del mes anterior en Mayo 2020. El primer semestre 2021 (enero a junio) nos deja un saldo negativo de un -14% de acuerdo a Focus Market vía Scanntech, lector de código en 650 puntos de venta en todo el país. Las variaciones por área muestran similares tendencias, contracción en consumo en Metropolitana -25% como en el Interior del país -12%.

image.png

El gobierno está preparando el escenario para adelantar la reapertura de paritarias, incorporar bono extraordinario para los jubilados, ajustar planes sociales y salario mínimo vital y móvil e incrementar la inversión del sector público en el último cuatrimestre del año. Sin embargo, en el actual contexto, el consumo masivo se ve debilitado por la pérdida de ingreso de los argentinos producto de la caída de la actividad económica el año pasado y un rebote de la economía sectorizada que no alcanza para recomponer la situación de bolsillo de las familias argentinas.

Todas las familias de productos presentan caídas en el acumulado del año: Alimentos (-19,1%) como Limpieza (-16%) retroceden por encima del promedio de la Canasta, mientras Bebidas (-8,3%) y Cuidado Personal (-12,4%) caen con menor impacto. El viaje de compra en el Autoservicio durante Junio 2021 (ticket promedio) fue de $628 incluyendo 5,8 unidades.

image.png

La situación del consumo por familia de productos es preocupante por qué tanto Alimentos como Limpieza retroceden por encima del promedio de la Canasta, mientras Bebidas y Cuidado Personal caen con menor impacto. Bebidas con Alcohol cae en consumo en lo que va del año -4,9%, en tanto las Bebidas Analcohólicas -9,3%. La caída de la categoría alimentos es un adelanto de los datos de indigencia en nuestro país y la dificultad para adquirir las mismas cantidades en forma interanual por parte de los hogares argentinos.

image.png

En el acumulado del año la familia de Alimentos y Bebidas son las que mostrando el mayor nivel de aumento superan el promedio del total de la canasta de Consumo Masivo. Por su parte, en la subfamilia de productos los Lácteos registran el mayor alza luego de un retraso de precios en 2020 seguido de Congelados y Canasta Básica que son los que registran mayores aumentos. Tanto Bebidas con Alcohol y Merienda lideran las alzas en el último mes.

El gran inconveniente que tiene el gobierno para encender el consumo es que aún no se pudieron encender los motores de la economía y el consumo es la válvula de escape pero es fundamental recuperar la inversión privada, producción, empleo para recuperarlo en forma sostenida.

Generalmente en años eleccionarios se intenta impulsar la demanda agregada vía incremento de la inversión en el sector público y mejora del poder adquisitivo del ingreso de las familias en el sector privado hogares. Sin embargo, esta intención se está convirtiendo en un desafío muy difícil de solucionar en seis meses básicamente por qué el término “salario” ya no es representativo del universo que trabaja o tiene un empleo en Argentina. En relación de dependencia hay unos 5.600.000 trabajadores.

Sin embargo hay 4.077.000 monotributistas, 377.000 autónomos y otras 5 millones de personas que viven de la changa o la informalidad en sus tareas diarias. Ya no solo el “salario” mínimo vital y móvil perdió su objetivo originario sino que el salario privado del trabajador en relación de dependencia curso en el mismo aciago destino a pesar de la reapertura de paritarias que se adelantarán. Habrá sectores que podrán pagar ese adelanto y otros que ni siquiera pueden pagar los salarios ordinarios por qué no han regresado a su actividad en forma plena y otros aún tienen actividad nula. Si estábamos en pandemia desde el punto sanitario y la economía debía comprender.

Ahora no se puede forzar a la economía del sector privado de un día para el otro para que haga magia por qué seguimos en Pandemia y el resultado en la economía es pésimo.

Capítulo Bono a Jubilados. Es una demanda activa sobre el consumo porque tenemos 7 millones de jubilados y pensionados que no ahorran sino que consumen y más del 70 % de ellos están endeudados.

Los bonos llegaron para quedarse básicamente por qué la fórmula de Macri no cerraba en su gestión y cuando comenzaba compensar las pérdidas en los haberes de los jubilados Alberto Fernández la cambio por esta otra fórmula mix de recaudación y variación salarial que no contempla inflación. De acuerdo al Ieral el Haber Medio tuvo una caída del 18 % entre 2017 y 2021. A su vez, el Gasto Previsional Promedio en 2021 está un 9,4 % por debajo del de 2020 y un 17,7 % por debajo de 2018. Los números del Gasto no cierra y la tijera le cayó a nuestros amigos, abuelos o padres de la tercera edad.

Hablemos del Poder Adquisitivo de la jubilación en el último año. La mínima en junio de 2020 era de $16.864 y hoy de $23.064. Respecto de su Poder Adquisitivo para comprar carne a un precio promedio de corte en 2020 de $385 se compraban 43 kilos hoy compra a precio promedio de $673 unos 34 kilos de carne. Si lo medimos en yerba mate, el precio paquete promedio todas las presentaciones era en junio 2020 de $138 y compraba con la mínima 122 paquetes hoy a un precio de $197 compra 117 unidades.

Si lo medimos en arroz a precio promedio de $58 en junio 2020 compraba 290 paquetes y hoy con la mínima compra 45 menos frente a 245 paquetes a un precio promedio de $94.

En materia de medicamentos el Pelmec 10 x 30 compromidos (amlopidipina) para la presión arterial en junio 2020, su precio era $1.039 y compraba 16 cajas. En Junio 2021 cambió y es de $1.897, por lo que se compra 12 cajas.

Analista Económico

Temas

Dejá tu comentario