Alerta: ¿viene la cuarta ola del Covid-19?

Opiniones

La variante Delta es altamente contagiosa. Baja la efectividad de las vacunas con una solo dosis. Temor por los efectos a nivel mundial.

Después de dos meses y medio de descenso, los contagios de Covid-19 vuelven a aumentar en Europa impulsados por la fuerza de la variante Delta, que está provocando importantes brotes en el Reino Unido y Rusia.

En Finlandia, peligran los planes de levantar las restricciones ante los contagios sufridos por nacionales que viajaron al extranjero para ver algún partido de la Eurocopa. Al menos 300 finlandeses que lo hicieron han vuelto con coronavirus. Las autoridades calculan que entre 4500 y 6000 aficionados al fútbol han viajado a San Petersburgo para asistir a algún encuentro.

El director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Ghebreyesus, aseguró este viernes 25 de junio que “la OMS también está preocupada” sobre variante Delta del coronavirus, en referencia a lo expresado por diversos países.

“Delta es la más transmisible de las variantes de Covid-19 identificadas hasta el momento, se ha identificado en al menos 85 países y se está extendiendo rápidamente entre las poblaciones no vacunadas”, indicó Tedros en una rueda de prensa virtual.

El director de la OMS destacó que, mientras algunos países ya están levantando las restricciones contra el coronavirus, se empiezan a registrar “aumentos en la transmisión de Covid-19 en todo el mundo. Más casos significa más hospitalizaciones, presionar aún más a los trabajadores de la salud y los sistemas de salud, lo que aumenta el riesgo de muerte”.

De acuerdo con Tedros, se espera que aparezcan más variantes pues es la naturaleza evolutiva de los virus, y agregó que la solución a esta problemática es simple: “a más transmisión, más variantes. A menos transmisión, menos variantes”.

“Es por eso que la OMS ha dicho durante al menos un año que las vacunas deben distribuirse de manera equitativa, para proteger a los trabajadores de la salud y a los más vulnerables”, dijo Tedros y elogió la labor del personal sanitario en el mundo.

A medida que la variante delta del coronavirus se extiende por todo Estados Unidos, a los médicos les preocupa que pueda crear otro pico en los casos de Covid-19 en el otoño, especialmente en áreas donde los niveles de vacunación son bajos. Si bien muchos estadounidenses han aprovechado la oportunidad para vacunarse contra el coronavirus, los niños menores de 12 años aún no pueden recibir la vacuna contra el Covid-19.

Las personas no vacunadas contra el Covid-19, incluidos los niños, son más vulnerables porque es más transmisible, dijo la Dra. Leana Wend de la Escuela de Salud Pública del Instituto Milken de la Universidad George Washington.

La variante Delta es aproximadamente un 60% más transmisible que la variante Alpha, y la Alpha ya era 40% más transmisible que el coronavirus original. Las personas no vacunadas tienen incluso más probabilidades de infectarse con la variante Delta que cualquiera de las otras variantes que hemos visto hasta ahora durante la pandemia.

Delta es una variante de coronavirus que ha sido detectada en más de 80 países desde que se originó en la India. El nombre fue dado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que clasifica a las variantes del nuevo virus con letras del alfabeto griego.

Delta fue declarada variante preocupante por la OMS a inicios de mayo, al cumplir con el criterio de tener unas mutaciones que permite un mayor contagio.

Cualquier virus muta de manera constante y los cambios suelen ser mínimos. Sin embargo, la preocupación surge cuando algunas variantes mutan lo suficiente para transmitirse más fácilmente, son más dañinas y afectan más a la salud de las personas o son inmunes a la barrera inmunológica que crea una vacuna.

Neil Ferguson, epidemiólogo del Imperial College London, estima que “es un 60% más contagiosa” en comparación con otras variantes. En el reporte epidemiológico la OMS del 22 de junio, se cita un estudio de Singapur donde se concluye que las infecciones reportadas de la variante Delta suelen estar asociadas a mayores probabilidades de necesitar oxígeno, mayor probabilidad de deceso y admisión en la unidad de cuidados intensivos (UCI).

El mismo estudio señala que el riesgo de contraer neumonía bajo la variante Delta es más alto. Un estudio de Japón - citado en el mismo reporte- menciona una mayor probabilidad de contagio con la variante Delta que con la variante Alpha.

En Israel y Portugal, por ejemplo, la circulación de Delta provocó que los Gobiernos debieran adoptar nuevas medidas de distanciamiento y uso de mascarillas frente a las altas tasas de contagio de esta variación del Covid-19.

En Reino Unido, esta variante pasó de ser menor a representar el 90% de infecciones de Covid-19 en el país. Anthony Fauci, asesor médico de la Presidencia de Estados Unidos, advirtió el pasado 23 de junio que la variante Delta "va a ser dominante" el mes que viene.

Según los estudios realizados por los servicios británicos de Salud Pública, la efectividad de la primera dosis de las vacunas de Pfizer y de AstraZeneca contra la enfermedad sintomática es inferior ante la variante Delta: son efectivas al 33%, mientras que ante la variante Alfa, este porcentaje asciende al 50%. Con las dos dosis administradas, no obstante, la protección es muy similar a la que se consigue ante la Alfa: la pauta completa con la de Pfizer tiene una efectividad del 96% contra la hospitalización y la de AstraZeneca, del 92%.

En Reino Unido, otro estudio señaló que las personas inmunizadas con dos dosis de la vacuna no se vieron afectados por esta variante, mientras que la protección fue menor para las personas vacunadas con una sola dosis.

En cualquier caso, lo que está claro es que, entre los no vacunados o aquellos que no han completado la pauta vacunal, el riesgo de transmisión e infección aumenta. Los jóvenes son actualmente el colectivo poblacional más desprotegido porque aún no han accedido de forma masiva a las vacunas y, aunque no son particularmente vulnerables a la infección grave, sí pueden transmitir el virus a grupos de población más añosos que no han completado la pauta vacunal.

“Estamos frente a un virus que es más del doble de contagioso que la variante inicial”, dice Aris Katzourakis, un virólogo evolutivo de la Universidad de Oxford a la revista Science. Para Katzourakis, el riesgo de Delta es mayor para países y regiones con bajos índices de vacunación, por una mayor tasa de contagios y el riesgo de grandes brotes del virus.

Todo esto está ocurriendo en países que ya presentan altas tasas de vacunación; en las regiones donde el acceso a la inmunización contra el Covid-19 no es tan fácil, las consecuencias pueden ser calamitosas.

Asesor y especialista en riesgos del trabajo.

Temas

Dejá tu comentario