Los desafíos de las industrias 4.0

Opiniones

La cuarta revolución industrial trae avances significativos, pero también desafíos difíciles de imaginar años atrás.

Lo que está sucediendo hoy y lo que va a suceder en el futuro, tiene que ver con una transformación que no solo abarca a la producción de bienes y/o servicios de una empresa, sino a toda la cadena de valor, dado que reconfigura tanto los procesos de elaboración y las prestaciones de productos, como la gestión empresarial, las relaciones clientes y proveedores y, en un sentido más amplio, los modelos de negocios.

El concepto de Industria 4.0 refiere a una nueva manera de producir mediante la adopción de tecnologías 4.0, es decir, de soluciones enfocadas en la interconectividad, la automatización y los datos en tiempo real.

Los avances tecnológicos que observamos actualmente implican una mayor profesionalización de los trabajadores y para poder avanzar hacia una industria 4.0 las empresas deberán iniciar un proceso de incorporación gradual de distintos y novedosos componentes provenientes desde los espacios digitales y físicos. Algunos ejemplos son:

  • Inteligencia artificial.
  • Internet de las cosas.
  • Robótica.
  • Impresión 3D.
  • Servicios en la nube.
  • Ciberseguridad.

Sin embargo, cuando hablamos de transformación, de revolución industrial y tecnologías hay un pilar en todo este ecosistema que son las personas, y ahí esto se vincula con el área educativa. ¿Cómo preparar a los profesionales para el futuro? Existen varios ejemplos en el mundo. Hay universidades que alteraron toda su forma, su formato de presentar los contenidos educativos o la forma de educar para que sean más tangibles, más pertinentes a los tiempos que corren.

Las tareas tienen que ser más abarcadoras. Los trabajos deben ser más amplios y posibles de realizar, necesitan poder expandirse, crecer y al mismo tiempo permitir formas alternativas de organización. Es importante crear perfiles de trabajo completos y abarcadores con oportunidades de aprendizaje.

Una de las cuestiones para analizar es el tiempo que hay para llevar adelante capacitaciones. Antes, los cambios en el mundo del trabajo eran más lentos. Hoy, se dan a una velocidad exponencial. Día a día las tecnologías experimentan innovaciones y traen soluciones, nuevas condiciones al mundo del trabajo totalmente distintas y si no se les presta atención y se mantiene la enseñanza profesional y la capacitación en tecnología con las mismas características de ayer y se demora en cambiar los programas de estudios, se van a formar personas desactualizadas que no podrán acceder al mundo del trabajo.

¿Cómo trabajar en este sentido? Se debe trabajar cotidianamente en esto y transformarlo en acciones que coloquen dinamismo a la educación para formar a los profesionales de acuerdo al mercado y sus necesidades. Cuando se habla de la industria 4.0 si no hay inclusión no será posible llegar.

Los jóvenes que están ingresando en el mercado laboral, los estudiantes que luego tendrán oportunidades en el mercado de trabajo, las personas que ya están actuando en el mercado laboral y necesitan una mayor especialización y conocimientos y aquellas que están fuera del mercado de trabajo y necesitan volver de forma que puedan alcanzar objetivos de transformación social o incluso de supervivencia deben ser incluidas en este proceso.

En este sentido trabajar con conceptos modernos en formación y capacitación y en un aprendizaje más industrial y esquemas de transferencia de conocimientos será fundamental.

La capacitación también, tiene que ser al mismo tiempo, amplia, abarcadora a pesar de tener la necesidad de especializar. Se necesitan nuevos enfoques de aprendizaje para que los jóvenes tengan capacitaciones en entornos de fabricación realistas. Hay que modernizar el proceso de aprendizaje y acercarlo a la práctica industrial aprovechando la práctica profesional cuando se trata de la adopción de nuevos conocimientos y nuevas tecnologías.

Con estas recomendaciones, en materia educativa probablemente se obtenga una formación profesional para el mercado de trabajo mucho más cercana a lo que las empresas necesitan.

Presidente de la Fundación Observatorio para la Medicina Prehospitalaria

Dejá tu comentario