Lo que hay que saber para vender una casa o departamento más rápido

Opiniones

Los propietarios -y las inmobiliarias- deben tener la diferencia entre querer vender una propiedad o solamente ponerla en venta.

Siempre se les sugiere a los dueños que se “comprometan” y mejoren el aspecto (y la imagen) del inmueble para recibir visitas: se les habla de orden y limpieza, de evitar olores, arreglar desperfectos, crear una buena impresión general. Pero también se les pide que mientras se esté desarrollando una visita, ellos deberán evitar contacto, ya que el agente inmobiliario es experto en manejar la venta, las objeciones y el tour dentro del inmueble.

A los que quieren vender se les sugiere a los dueños estar en el balcón cuando la visita esté viendo la cocina, y estar en la cocina mientras la visita esté viendo el balcón.

Hemos tenido infinidad de casos donde hemos llegado al departamento que queremos mostrar (un rato antes del interesado comprador) y nos encontramos con platos sucios en la cocina, zapatos, vasos y platos por toda la casa y ropa interior colgada en el baño. Evidentemente, este dueño no lo quiere vender, solamente quería ponerlo a la venta y ver qué pasaba.

¿Qué hacer para vender una propiedad?

En la Argentina actual hay un sector inmobiliario en crisis. La situación económica del país nos fuerza a trabajar cada vez mejor y debemos empezar a tener en cuenta todas las herramientas que podamos, en el modo de presentar y publicar las propiedades. Es imperioso implementar nuevas formas de marketing en un mercado con una oferta muy grande, donde marcar una diferencia es fundamental para la supervivencia.

DEPARTAMENTO CON BALCON.jpg
El mercado inmobiliario ofrece hoy muchísimas oportunidades para alquilar o comprar una vivienda, con un rango de precios variado y calidades constructivas. Así que debemos ser mejores que la competencia a la hora de vender un inmueble.

El mercado inmobiliario ofrece hoy muchísimas oportunidades para alquilar o comprar una vivienda, con un rango de precios variado y calidades constructivas. Así que debemos ser mejores que la competencia a la hora de vender un inmueble.

Aunque el precio de venta de una propiedad sigue siendo uno de los factores más determinantes, hay otros elementos que también intervienen en las decisiones del futuro comprador o inquilino, y aquí, es cuando podemos intervenir con diferentes técnicas para acelerar el proceso de venta de un inmueble.

La idea es conquistar al potencial comprador o inquilino, por medio de un proceso de mejora de la imagen.

El concepto que se está imponiendo es el de “puesta en escena del hogar” (homestaging, entre otros). La palabra “escena” es la adecuada para describir ésta actividad, ya que se desarrolla en un escenario y lo que uno pone allí es para que lo vea un público.

Siguiendo el mismo concepto, vamos a poner en el escenario una propiedad para ser vista por un gran público, que no sólo quiere verla sino que está interesado en adquirirla.

En tiempos de crisis inmobiliaria es importante darle un valor añadido a tu vivienda para que al entrar a ella, uno se sienta como en casa, que se imagine viviendo allí.

Los especialistas en imagen recomiendan alguna técnica de marketing eficaz al aplicar una estética neutra a la apariencia de los inmuebles. Es un herramienta a la que recurren los propietarios y las inmobiliarias para vender o alquilar más rápido (y mejor) una propiedad.

Se trata de preparar un inmueble para su comercialización, utilizando algunos principios fundamentales como la despersonalización, la intervención del espacio físico y la fotografía estratégica. La técnica busca atraer un mayor número de potenciales compradores, con el objetivo de vender la casa más rápido.

La misión es trabajar con una estrategia de marketing única y específica para cada inmueble. Una estrategia equivocada, un mal homestager o un agente inmobiliario poco profesional, pueden llevar la operación al fracaso. Para recordar: no hay una segunda oportunidad para causar una primera impresión.

Estas recomendaciones profesionales no son un costo, son una inversión. Porque se realizan para ganar dinero y tiempo. El pensamiento tiene que ir para ese lado: cualquier inversión que uno haga para obtener algo está orientada a una ganancia.

(*) Máster en Administración de Empresas, Corredor Inmobiliario y CEO de Giavedoni Propiedades.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario